TOMA DE POSESIÓN, PARROQUIA DEL SANTO NIÑO DE LA SALUD.

| junio 14, 2018

Querétaro, Qro. 12 de Junio de 2018.

Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de  Querétaro, el día 12 de junio de 2018, a las 12:00 hrs.,  presidió  la Sagrada Eucaristía en la cual se llevó a cabo la Toma de Posesión del  Pbro. Laureano López Saloma, de la Parroquia  del Santo Niño de la Salud, que pertenece al Decanato  de el mismo nombre,  al inicio de la celebración  se dio lectura al Decreto que así lo  ratifica, y posteriormente se le hizo entrega de todos los lugares litúrgicos: El Campanario, La Puerta del Templo, El Bautisterio, El Confesionario, El Sagrario, La Sede y El Altar.

Le acompañaron un gran número de Sacerdotes pertenecientes al presbiterado Diocesano y un gran número de fieles que le dieron la bienvenida, de igual manera  los que le acompañan de su anterior parroquia San José, ubicada en la Com. de  Pinal de Amoles, Qro. En su homilía Mons. Faustino,  expresó:

“Hermanos sacerdotes que están celebrando esta Eucaristía,  en el inicio de su Ministerio del padre Laureano,  hoy sin duda inicial su debut por primera vez como Párroco,  sin duda es muy importante para un sacerdote, y  quienes hemos vivido esta experiencia no lo olvidamos,  las experiencias individuales  son muy diversas,  pero el común denominador es la gratitud, gratitud a Dios y a la comunidad por la confianza, pero también al manifestarse porque el sacerdote es la  como cabeza la comunidad que debe atender a la comunidad, y viene a promover caminos de evangelización,  el sacerdote viene como Jesús a servir y no a ser servido como Jesús lo ha hecho.

Hoy el que quiera ser grande y grande ante Dios hagas el más pequeño y el servidor, este es el desafío que Dios propone en la primera lectura a ser el servidor del pueblo, los pretextos pueden ser mucho,  sin embargo Dios es el que marca la pauta en nuestra vida;  Jeremías como joven tenía sin duda sus proyectos sus ilusiones y por eso le decía en diálogo que él no era capaz, el problema de Jeremías hubiera sido si le hubiera dicho yo ya estoy preparado y tengo todas las cartas, pero Dios espera otra cosa, Dios está para ayudar, Dios está para fortalecer, pero la actitud del profeta es sin duda al margen de Dios y Dios es cuando se empecina  a mostrar el camino donde él no nos deja solos.

El sacerdote con cada cristiano no está solo, la iglesia que no provoca la comunión porque los desafíos y los problemas no le faltan, en esto los profetas nos enseñan mucho, porque no les fue tan bien, hacer el bien cuesta, y cuesta  interpelaciones de los demás,  que porque lo haces,  cuesta señalamientos, cuesta esfuerzo; sin embargo la actitud del profeta es total confianza en Dios y en su momento es válido decir a Dios ayúdame y también se traduce como verdad; esto es interesante y el sacerdote es fiel,  si como administrador  es fiel no está haciendo nada extraordinario, si no que está haciendo lo que tiene que hacer el administrador,  en la forma que el señor nos ha enseñado y con responsabilidad como lo ha dicho, así tienes que conducirse.

Dice  San Juan Pablo II, es un acompañamiento permanente, por eso, el Sacerdote sin duda;  se Consagra y consagrar ¿Qué quiere decir consagrar? -quiere decir-  separado o separarse para las cosas de Dios,  no separarse para las cosas que quiera;  sino para las cosas de Dios.

La tarea sacerdotal en este desafío de la administración,  implica que esté preocupado también por la formación de sus fieles,  esta comunidad como todas las comunidades tiene una preparación;  y digo que la tiene, – porque yo la vi-,  y la vi en la 116 parroquias que me han dado oportunidad de escudriñar en las asambleas decanales.

Y este crecimiento es una realidad a través de los procesos que se crean en donde el Sacerdote es la cabeza y el Consejo Parroquial de Pastoral,  tiene una tarea fundamental;  podemos decir que ustedes los laicos hacen el trabajo de campo.  Sin embargo,  ahí está el Sacerdote,  adelante y atrás,  ahí está el sacerdote,  adelante impulsando y atrás animando.

Por eso,  el Consejo parroquial de Pastoral es fundamental y ciertamente desde ahí se preparan todos aquellos caminos que el Plan Diocesano de Pastoral nos pide realizar.

Sin duda,  su experiencia en la Sierra, es una experiencia de comunión,  en el Decanato de San Junípero Serra, donde estuvo,  donde él, desde las parroquias que él viene, y viene  como Pastor y guía para esta comunidad,  pero también tiene muchos desafíos un Párroco,  que es ser vínculo de comunión,  entre otros muchos,  tiene ser vínculo de comunión.

En las parroquias unos de los grandes retos;  en todas las parroquias hay Movimientos y Asociaciones,  hay pastorales dentro de las comisiones parroquiales de Pastoral , Y  en esa comunión,  ahí se entreteje el Plan Diocesano de Pastoral,  ciertamente habrá discrepancias en algún momento y se tienen que limar siempre en el Consejo Parroquial de Pastoral.

Que si el grupo de jóvenes o  una pastoral proyecta algo; debe ser desde el consejo parroquial de Pastoral,  estas iniciativas se deben de propiciar desde el Consejo de Pastoral; Por eso el párroco siempre debe de asistir al Consejo Parroquial de Pastoral;  la comunión es entre los hermanos y con Dios. Si queremos testimonio,  si yo pido que se fortalezca las pequeñas comunidades de sacerdotes,  ¿Que debo de hacer? ¿Decir nada más? o ¿Entonces cómo? Pues integrarme también,  no se puede decir nada más. 

En los procesos evangelizadores que son fruto de la comunión,  donde hay comunión se puede construir comunidad donde hay discordia es muy difícil construir comunidad.

Si en los procesos evangelizadores el sacerdote les dice vayan a evangelizar, ¿Estará bien? No.   Hay que decir: ¡Vamos a evangelizar! 

Pues,  que Dios bendiga esta tarea evangelizadora,  esta tarea de formación, esta tarea de ser vínculo de comunión,  todo esto fortalecerá la vida espiritual de una comunidad; que sin duda,  por la belleza que tiene,  de todos los elementos, sin duda que Dios, la  siga fortaleciendo hasta el final.

Padre Laureano,  que Dios te bendiga y que te colme de salud corporal y espiritual y que la Santísima Virgen María siempre sea  el referente que fortalezca tu interior y te guíe en el camino“.

Al Terminar la celebración Mons.  Faustino les dio la bendición y la comunidad le brindo un aplauso, de igual manera al Padre Laureano, para darle la bienvenida a esta comunidad como su nuevo pastor.

 

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, Diócesis de Querétaro, JUNIO 2018, Noticias, Nuestras Noticias

Cerrada la admisión de comentarios