Magna Celebración por el 150 Aniversario de Fundación de la Diócesis

| febrero 7, 2014

(CODIPACSQRO) Este viernes 7 de febrero, con grande alegría, fieles de todas las parroquias de la Diócesis de Querétaro recibieron con júbilo la bendita imagen de la Santísima Virgen, patrona intercesora y modelo para todos sus hijos, bajo el título de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano, recordando que el 4 de febrero de 2013, como iglesia Diocesana fueron y acudieron hasta sus pies, en su Basílica, con el corazón en las manos, llenos de agradecimiento para encomendar al Dios bueno y grande, el Año Jubilar por los 150 años de la erección canónica de nuestra amada Diócesis de Querétaro, que hoy concluye, y fue un gran regalo para todos. Así mismo por los 300 años de la llegada de la imagen de la Santísima Virgen de los Dolores a la misión de Santo Domingo, en Soriano, y el recuerdo y renovación de la Coronación Pontificia de nuestra Santa Patrona Diocesana hace 50 años.

Esta magna celebración, manifestación y testimonio de la Iglesia viva y en plenitud, tuvo su momento central en la Celebración Eucarística presidida por el señor Nuncio Apostólico en México, Mons. Christophe Pierre, el señor cardenal de Guadalajara, Mons. Francisco Robles, alrededor de 50 Obispos de otras Diócesis mexicanas entre ellos Mons. Mario De Gasperín Gasperín, obispo emérito, VIII de Querétaro y Don Faustino Armendáriz Jiménez, quien con emotivas palabras recibió a sus hermanos obispos y expresivamente dio la bienvenida a todos los que conforman la asamblea para participar de la mesa del Señor.

Danza, música y canto entre emotivas aclamaciones dieron inicio a la celebración con una solemnísima procesión de entrada en la que se pudieron apreciar muchos elementos con profundo significado en la historia y la vida de la Diócesis, para la que Dios es bueno y grande. Este caminar de fieles y celebrantes recuerda a todos que somos una Iglesia particular que peregrina en esta tierra, buscando hacer efectivo el plan de Dios en nuestra vida y respondiendo a su proyecto. Lugar especial tuvo la Palabra de Dios, misma que trajeron los primeros evangelizadores y de la que somos responsables de difundir como discípulos y misioneros. Luz, campanas, globos, niños, la alta cruz, que presidió la celebración; el Cristo del seminario que por muchos años señoreado en la capilla del fecundo semillero vocacional de venerables sacerdotes según el corazón de Jesucristo.

Todo para conmemorar como un tiempo de gracia y bendición los 150 años de Fundación de la Diócesis queretana, valorando con fe el pasado evangelizador, celebrando en actitud de gracias el presente y proyectando con esperanza nuestro futuro pastoral, para impulsar una nueva evangelización y responder a los grandes desafíos actuales.

La homilía del Sr. Nuncio, ha sido un llamado a un profundo cambio, fruto de un encuentro personal con Dios, cambio para vivir con intensidad la vida de fe, y coherencia, donde diariamente ante la imagen de la Santísima Virgen, que tengamos en casa podamos examinar nuestra dignidad de hijos de Dios y seamos como la piedra preciosa que adorna la corona de nuestra Santísima Madre celestial.

Es importante destacar el espíritu de unidad entre los fieles y la colegialidad de los pastores, los señores obispos presentes, ya que con esto respondemos a la invitación del Santo Padre, el Papa de dar testimonio de la fe con un rostro sonriente, llenos de fe y de esperanza. No más caras frías y serias. Recordando la constante invitación del Pastor Diocesano de evangelizar porque la evangelización es la solución.

Jorge A. Rangel Sánchez

 

Categiría: 150 Aniversario Diócesis, Destacados, Especiales, Febrero 2014, Noticias

Cerrada la admisión de comentarios