FIESTA PATRONAL Y CONFIRMACIONES, LAGUNILLAS, HUIMILPAN, QRO.

| junio 9, 2018

   Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, Lagunillas, Huimilpan, Qro. 8 de junio de 2018.

La tarde del día viernes 8 de junio de 2018, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, perteneciente al Decanato de Santa María Amealco, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro, presidió la Sagrada Eucaristía, con motivo de la “fiesta patronal en honor al Sagrado Corazón de Jesús”, e impartió el Sacramento de la confirmación a un grupo de 165 niños y jóvenes previamente preparados con la catequesis correspondiente. Concelebraron el Párroco Pbro. José Luis González Galván, y el Pbro. José Luis López Gutiérrez.

Saludó de manera afectuosa y deseando la Paz al Padre José Luis, a toda la comunidad y fieles laicos reunidos de los diferentes sectores que se congregaron en la Cabecera Parroquial.

En su homilía, Mons. Faustino Armendáriz dijo:

“Es muy gratificante el peregrinar de la entrada de esta Comunidad, a las puertas de su Parroquia, y más aun con el dinamismo de estos jóvenes que transmiten la alegría del evangelio e impulsan la vida en la comunidad. Es una bendición el que tengan como Patrono al Sagrado Corazón de Jesús, pues es signo de ser siempre seguidores de Cristo, y estar siempre abiertos al prójimo, abiertos a las necesidades de los demás, pues a ejemplo de Jesús que amo hasta el extremo, así también nosotros debemos amar a los demás, como los papas aman a sus hijos. El saber que ustedes están en misión, y es cierto que en la Diócesis de Querétaro, la Misión es ¡permanente! que tenemos una Iglesia en salida y de puertas abiertas, para que salgan los misioneros y para que todos vengamos a vivir ese encuentro con Jesús en la formación, en la catequesis, en los retiros espirituales, en la Lectio Divina; y sin duda esta es la mejor preparación para una fiesta patronal, ojala en todas las comunidades parroquiales la impulsemos y la realicemos de tal manera que una fiesta patronal no pase como una acción puntual y después todo sigue igual. De tal manera que se generen caminos y procesos para que cada vez todos sin excepción recibamos la buena noticia.”

“No cometamos la equivocación de caer en el secularismo, donde nos da igual estar o no casados, de ir o no a Misa, de que nos de igual la necesidad del hermano, de decir que somos indignos de acercarnos a Dios porque hemos cometido muchos pecados, aun  aquel que se sienta más sucio en su interior, aun aquel que haya experimentado en la practica el peor de los pecados, a ese el Señor lo quiere, Jesús nos dice: “vengan a mí todos” aquí está tu refugio, aquí está tu sanación, aquí está el amigo que te abraza y te quiere, aquí esta quien no quiere que andes por caminos equivocados, tropezándote siempre y cayendo, como aquel hijo prodigo que no le hace caso a su padre; hagamos caso a Jesús, creamos en su infinita misericordia, acudamos a él en los momentos más difíciles de nuestra vida, acudamos a él al Sagrario, acudamos a él a la Santa Misa.  Que esta comunidad de Lagunillas, tenga la certeza de la cercanía de Dios, no lo duden jamás y nunca dejen de participar en la Eucaristía, y ofrecer el sacrificio de Jesús  por el núcleo de toda sociedad, ¡LA FAMILIA! acudan a la intercesión de La Virgen María, que sin duda ha de estar  muy contenta por la fe que se transmite de generación en generación en esta comunidad, y un signo claro de esto, es el fervor que Ustedes inculcan a sus hijos al  impulsarlos a asistir al catecismo, para que de la mano de  las (os) catequistas, que han sido preparados de manera correcta para recibir el Sacramento de la Confirmación, el cual llega a su culmen al acercarse a un Servidor para imponerles el Santo Crisma e invocar sobre Ustedes al Espíritu Santo para que sea su guía toda su vida”.

Concluyó alentando a los fieles reunidos, diciendo: “Hermanos, no seamos católicos creyentes en Jesús por tradición, que cada vez seamos más discípulos de Jesús, que cada vez conozcamos más de Jesús y sobre todo que cada vez amemos a nuestro prójimo como él nos enseñó, y eso solo se puede lograr caminando en la verdad, la justicia y la paz. Sigan siendo ejemplo para los niños y jóvenes de esta Parroquia que hoy presentaron para el Sacramento de la Confirmación, sigan siendo dóciles y ardorosos en la fe, al dar testimonio del amor de Jesús en nuestras vidas como discípulos misioneros”.

Al término de la Santa Misa, Mons. Faustino, impartió la bendición a todos los ahí presentes, quienes, agradecidos por su visita, lo despidieron entre aplausos para concluir compartiendo en comunidad los alimentos.

 

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, JUNIO 2018, Noticias

Cerrada la admisión de comentarios