Circular No. 11, Asunto: Día del Maestro.

| Mayo 11, 2017

Prot. No.37 /2017

Circular No. 11/2017

Asunto: Día del Maestro.

 

A los hermanos presbíteros,
a los miembros de la vida consagrada,
a todos los maestros y maestras,
y a todos los fieles de la Diócesis de Querétaro:

«Los laicos que están incorporados a Cristo por el bautismo, que forman el pueblo de Dios y participan de las funciones de Cristo: sacerdote, profeta y rey. Ellos realizan, según su condición, la misión de todo el pueblo cristiano en la Iglesia y en el mundo» (LG. 31).

Estando cercana la celebración del día del maestro oremos por todos ellos, a fin de que ejerzan su labor con disponibilidad y alegría. Este domingo 14 de mayo, tendremos ocasión de celebrar la Eucaristía a las 9:00 a.m., en la Santa Iglesia Catedral. Mi gratitud y mis felicitaciones a todos los maestros y maestras. Dios recompense su labor y por su contribución a la pastoral educativa.

La vocación que los laicos realizan tiene un doble campo de ejercicio: en la Iglesia y en el mundo. Con su testimonio y sus tareas contribuyen en la transformación de la sociedad, impregnándola con los valores del Evangelio. Aunque el ámbito propio de su misión es el mundo de la política, de la realidad social y de la economía, como también la cultura, las ciencias y las artes, la vida internacional, y de los mass media, y otras realidades abiertas a la evangelización, como el amor, la familia, la educación de los niños y adolescentes, el trabajo profesional y el sufrimiento. (Cfr. EN, 70).

Somos conscientes de su gran labor en la tarea educativa, por ello quiero animarlos para que se sumen a este proyecto y ayudemos a transformar a México, los desafíos presentes en la situación educativa atañen sobre todo a los católicos, no sólo al interior de los espacios eclesiales, sino en aquellos espacios sociales donde están llamados a dar testimonio de su fe. A todos los involucrados en los procesos educativos los Obispos nos invitan a no quedarnos en justificaciones e inacciones o actuamos ahora, o las próximas generaciones nos lo van a reclamar con vehemencia. (cfr. Carta Pastoral, de la CEM, Educar para una Nueva Sociedad, No. 59).

Quienes seguimos a Jesús, aún en este difícil escenario, proclamamos que hay esperanza. Para enfrentar la emergencia educativa, es indispensable crear alianzas, tejer redes y despertar sinergias entre familia, escuela, empresarios, gobernantes, medios de comunicación e Iglesia. Estas sinergias serán provechosas en la medida en que se coloquen al servicio del crecimiento de la persona humana y sus exigencias objetivas de desarrollo. (cfr. Carta Pastoral, de la CEM, Educar para una Nueva Sociedad, No. 59).

En la Sede Episcopal de Santiago de Querétaro, a los 09 días del mes de mayo de 2017.

Fraternalmente en Cristo y María.

+Faustino Armendáriz Jiménez

Obispo de Querétaro

Pbro. Dr. Jorge Hernández Nieto

Canciller

Categiría: Circulares, Documentos, Mayo 2017

Cerrada la admisión de comentarios