SANTO DEL D脥A: SAN CAYETANO, PATRONO DEL PAN Y DEL TRABAJO.

#SantodelDia
饾棝饾椉饾槅 饾椆饾棶 饾棞饾棿饾椆饾棽饾榾饾椂饾棶 饾棸饾棽饾椆饾棽饾棷饾椏饾棶 饾棶 饾棪饾棶饾椈 饾棖饾棶饾槅饾棽饾榿饾棶饾椈饾椉, 饾椊饾棶饾榿饾椏饾椉饾椈饾椉 饾棻饾棽饾椆 饾椊饾棶饾椈 饾槅 饾棻饾棽饾椆 饾榿饾椏饾棶饾棷饾棶饾椃饾椉.


鈥淓n el oratorio rendimos a Dios el homenaje de la adoraci贸n, en el hospital le encontramos personalmente禄, sol铆a decir San Cayetano (1480-1547), patrono del pan y del trabajo, cuya fiesta se celebra cada 7 de agosto.

San Cayetano fue un presb铆tero italiano, fundador de la Orden de Cl茅rigos Regulares, cuyos miembros son conocidos como Teatinos. Naci贸 en Vicenza, el 1 de octubre de 1480, y muri贸 en N谩poles, el 7 de agosto de 1547. Estudi贸 en la Universidad de Padua y obtuvo, en 1504, el doble doctorado en derecho civil y can贸nico.

Acabados sus estudios, Cayetano se mud贸 a Roma, donde lo nombraron protonotario apost贸lico del Papa Julio II. Estando al servicio del Papa, lleg贸 a participar del V Concilio de Letr谩n. Cuando el Pont铆fice muri贸 en 1513, Cayetano dej贸 la vida cortesana y empez贸 a prepararse para el sacerdocio. Fue ordenado unos a帽os despu茅s, cuando ten铆a 35. Por aquel entonces empez贸 a ser parte del 鈥淥ratorio del Amor Divino鈥.

En 1518, retorn贸 a Vicenza, su pueblo natal,. Al morir su madre, se dedic贸 a la fundaci贸n y direcci贸n de hospitales para tratar enfermos incurables -mayormente de s铆filis- de Verona, Vicenza y Venecia.

En 1524, fund贸 en Roma la Orden de los Teatinos (o Cl茅rigos Regulares) junto con el obispo Juan Pedro Caraffa (1476-1559), que m谩s tarde ser铆a elegido papa con el nombre de Pablo IV. Los Cl茅rigos Regulares Teatinos buscaban la renovaci贸n del clero, la predicaci贸n de la doctrina, el cuidado de los enfermos y la restauraci贸n del uso frecuente de los sacramentos.

Cayetano, despu茅s de ser torturado durante el saqueo de Roma en 1527, es trasladado a Venecia, donde se dedic贸 a la direcci贸n de su Orden. En 1533, fue enviado a N谩poles, donde morir铆a a帽os m谩s tarde. Fue durante este periodo que Cayetano -a fuerza de alentar la devoci贸n al Sant铆simo Sacramento, la reforma del clero regular, y el esp铆ritu de ayuda y asistencia a los m谩s pobres y enfermos- marcar铆a para siempre al pueblo napolitano, haciendo brotar el cari帽o y la devoci贸n que este le profesa hasta hoy.

San Cayetano fue un hombre de un ardor e inquietud apost贸lica muy grandes. Ya desde los a帽os en Venecia expresaba: 芦no estar茅 satisfecho sino hasta que vea a los cristianos acercarse al banquete celestial con sencillez de ni帽os hambrientos y gozosos, y no llenos de miedo y falsa verg眉enza禄. Siendo contempor谩neo de Lutero y habiendo tomado noticia de los peligros de su Reforma, no perdi贸 oportunidades para incentivar y hacer florecer una aut茅ntica reforma de la vida y costumbres en la Iglesia, sin necesidad de dividirla. Por eso, apoy贸 siempre iniciativas muy interesantes y novedosas.

Por ejemplo, en la etapa de Venecia, se asoci贸 con Jer贸nimo Emiliani, en ese momento miembro de su asociaci贸n Amor Divino, a quien ayud贸 a fundar otra orden de cl茅rigos regulares, la Orden de los Padres Somascos. Emiliani trabajaba en el llamado Hospital de los Incurables y era un noble veneciano que, despu茅s de una juventud aventurera, decidi贸, en 1531, dedicarse a los pobres y hu茅rfanos como laico. San Jer贸nimo Emiliani fue canonizado en 1767, y posteriormente declarado Patr贸n universal de los hu茅rfanos y de la juventud abandonada.

Despu茅s, durante los a帽os en N谩poles, San Cayetano fund贸 hospicios para ancianos y m谩s hospitales. Y no solo eso: junto al Beato Juan Marinoni cre贸 los 鈥淢ontes de Piedad鈥, una organizaci贸n de beneficencia para auxiliar econ贸micamente a los m谩s pobres y combatir a los usureros de la 茅poca. Esa beneficencia habr铆a de convertirse en el Banco de N谩poles.

Al final de sus d铆as y estando muy enfermo, San Cayetano no dej贸 de dar testimonio de la intensa piedad que lo mov铆a. Los m茅dicos considerando sus dolencias le recomendaron que ponga un colch贸n sobre su cama de tablas, a lo que el Santo respondi贸: 鈥淢i salvador muri贸 en la cruz; dejadme, pues, morir tambi茅n sobre un madero禄.

El Papa Francisco profesa un cari帽o especial por 茅l, al igual que el pueblo argentino. El templo en honor a San Cayetano del barrio porte帽o de Liniers (Buenos Aires) es un lugar de peregrinaci贸n de sus devotos. All铆 los fieles, cada a帽o, le piden pan y trabajo al Santo, y agradecen su intercesi贸n.
ACIprensa