XXIII ENCUENTRO DIOCESANO DE COMUNIDADES ECLESIALES DE BASE. Parr. San José, el Alto.

| agosto 22, 2016

San José, el  Alto, Querétaro, Qro. 20 de Agosto de 2016

14064131_1397236250290734_5247121981979425061_n

El día sábado 20 del presente año, se celebró el XXIII Encuentro diocesano de Comunidades Eclesiales de Base (CEBs), teniendo como sede, la Col. de San José, el Alto, en la Parroquia que lleva el mismo nombre. El Pbro. David López Buenrostro, Párroco de la comunidad, dio la bienvenida a todos los participantes que, manifestando la generosidad respondieron a la invitación. La celebración Eucarística fue presidida por Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro, y concelebrada por los Presbíteros J. Concepción Lozano Herrera, Sergio Leodegario Ramírez González y el párroco, antes mencionado.

En la homilía, el Señor Obispo, resaltó la importancia de la Palabra de Dios, en la vida de todo cristiano. Pues sólo en la lectura y meditación diaria, encontramos la fuerza, para dar testimonio como discípulos y misioneros.

“Con la Eucaristía damos gracias a Dios, por este encuentro y también pedimos su auxilio para que fortaleza las comunidades eclesiales de base y todo el esfuerzo que hacen para que en el ejercicio del servicio se vayan acrecentando. Pues las pequeñas comunidades son la base en el caminar pastoral de una parroquia”.

“Con esta celebración Eucarística unimos nuestra plegaria a Dios, de manera especial para pedir por la obra que el Señor nos ha encomendado, dando gracias por la creación, y a la cual hemos de llevar con grande responsabilidad. De tal manera que los acuerdos y conclusiones que en esta reunión han obtenido, sea para el bien de la Iglesia y para el bien de la casa común, pues así lo ha pedido el Papa, al regalarnos  la Encíclica, Laudato Si”.

“Felicito a todos ustedes, que impulsan este encuentro de CEBs, como una fuente de esperanza para nuestra parroquias. El centro de toda esta iniciativa y del esfuerzo palpable, sin duda que es la Palabra de Dios, que va orientando e impulsando este obra suscitada sin duda por el Espíritu Santo”. 

“La palabra de Dios fortalece en todo momento y bajo toda circunstancia. Por tal razón, es necesario mencionar que las CEBs, tienen como centro la palabra divina. Pues solamente de esta manera nos vemos impulsados a dar ese empuje de discípulos y misioneros, para seguir a Cristo y anunciarlo con ahínco”.

“Hoy quiero resaltar la palabra de Dios, como alimento de vida. Cuando dejamos a un lado la lectura y meditación de la palabra divina, se expone la persona a tomar caminos equivocados, pero lo más hermoso es que, cuando retomamos este alimento espiritual,  encontramos la orientación de nuestro sendero, porque es Cristo mismo quien siempre camina a nuestro lado y nos conduce a la fuente de vida eterna”.

Al terminar la Sagrada Eucaristía, Mons. Faustino, bendijo y envió a un grupo de niños y jóvenes como misioneros de la palabra de Dios. Elogió la respuesta generosa de este grupo, invitándolos a no desistir, y a seguir siendo ejemplo del amor de Dios con su testimonio.

Etiquetas:

Categiría: Agosto 2016, Desde las Parroquias, Destacados, Diócesis de Querétaro, La alegría de ser discípulo-misionero, Misión Permanente, Nuestras Noticias, Uncategorized

Cerrada la admisión de comentarios