SANTA MISA CON MOTIVO DE LA FIESTA PATRONAL PARROQUIA DIVINO REDENTOR

Av. 24 No. 1601, Col. Lomas de Casa Blanca, Santiago de Querétaro, Qro.

 

Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro, visitó al mediodía del domingo 06 de mayo de 2018, la Parroquia del Divino Redentor, perteneciente al Decanato de Santa Ana, para celebrar la Sagrada Eucaristía con motivo de la “fiesta patronal en honor a la Exaltación de la Santa Cruz”, Concelebraron el Señor Cura, Pbro. Manuel Flores García OAR, Diacono José Luis López Gutiérrez.

Saludó con mucho afecto y deseando la Paz al Padre Manuel, así como a toda la comunidad del Divino Redentor.

En su Homilía, Mons. Faustino Armendáriz inicio con esta pregunta, ¿A qué venimos a Misa? Y al respecto dijo:

 “Queridos hermanos, hoy estamos aquí reunidos celebrando la fiesta patronal de esta Parroquia del Divino Redentor, y el motivo principal de esta Santa Misa es sin duda el venir a festejar y alimentarnos de la Palabra de Dios y de su Cuerpo y Sangre, que él mismo nos dejó aquella noche en el Cenáculo, donde instituyo la Eucaristía. Jesús nos demuestra su amor hasta el punto de dar la vida por nosotros, llamarnos amigos suyos, elegirnos y enviarnos. Lo que Jesús exige a cambio de esta amistad es algo muy sencillo, nos da un mandamiento nuevo: que se amen unos a otros como yo los he amado.» Jesús podría haber dicho: «Ámenme como yo os he amado». Pero no piensa en él, piensa en nosotros. Es fácil engañarse diciendo o pensando que amamos a Jesús, porque no puede demostrarse ni negarse, lo difícil es amar al prójimo.

Concluyó alentando a los fieles reunidos, diciendo: “Sigan dando ejemplo de unidad, que esta Comunidad del Divino Redentor, aliente a todas las familias de Lomas de Casa Blanca, a seguir los pasos de Jesús resucitado.”.

Al termino de la Santa Misa, Mons. Faustino Impartió la bendición a todos los ahí presentes, quienes lo despidieron entre aplausos.