MATRIMONIOS COMUNITARIOS, PARROQUIA JESÚS MARÍA, ATARJEA, GTO.

| diciembre 27, 2017

Atarjea,  Gto. 23 de Diciembre de 2017.

La comunidad parroquial de Jesús María,  ubicada en Atargea,  Gto.  Perteneciente al Decanato de Nuestra Señora de los Remedios en la Sierra de Gto. recibió la visita de  Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro,  quien Presidió la Sagrada Eucaristía misma que fue concelebrada por el Señor Cura, cabe destacar de en esta celebración se realizaron matrimonios comunitarios en la cual recibieron la gracia del Sacramento  del Matrimonio un gran número de parejas .

En su homilía Mons. Faustino, les dijo:

“Queridos hermanos les saludo con afecto a esta comunidad de Atarjea, saludo al  Señor Presidente Municipal, a cada uno de los miembros de esta parroquia, junto con las comunidades  presentes que la conforman de manera especial saludo al Señor Cura y a cada una de las parejas que hoy se acercan para recibir la bendición de Dios en su vida  Matrimonial.

Estamos ya en las vísperas de las fiestas de Navidad y esto provoca nosotros una gran alegría, a lo largo de estas cuatro semanas hemos meditado a la luz de la Palabra de Dios y nos  ha iluminado con su Palabra de cómo preparar nuestro corazón y uno de los medios que nos proponía es  esta relación y diálogo con Dios., que llamamos oración, y en este  diálogo con Dios entramos en contacto con él y no solamente le hablamos y le decimos cosas sino también tenemos la disposición de escucharlo y de ver qué es lo que quiere Dios  y  a lo largo de este tiempo esencialmente quien nos lo ha enseñado es la Santísima Virgen María.

Quién desposada con  san José ya quería vivir junto con José  una vida de consagración y de servicio a total a   Dios, sin embargo cuando a esta pareja Dios le pide tanto en el diálogo con  María como a José  que va ser la madre de Dios. María a pesar de no entenderlo ella le dice  “SÍ,  hágase en mí como tú dices” seguramente en esta situación delante de Dios entender según nuestra manera de pensar,  sin embargo Dios nos quiere llevar por sendas donde seguramente no en pocas ocasiones no podemos entender; es ahí donde entra en juego nuestra  fe y es ahí donde le decimos  a Dios, Señor mi vida mi proyecto mi familia está mejor en tus manos en las mías.

 María y José tenían todos sus planes,  sin embargo los planes de Dios quiere que ahora ellos tengan una gran responsabilidad,  cuidar al niño Dios.  Y esto es lo que vamos a celebrar el día de la Navidad;  la presencia de ese Niño custodiado por María y por José,  la presencia de ese niño al cual le cantan los ángeles del cielo, la presencia de un niño que provoca alegría estando ahí.

Hoy sin duda en la Palabra de Dios, podemos ver como en algún momento a pesar de que Zacarías no entendió, llego un momento en que dios si lo entiende a el,   comprendió que Dios si lo entiende a él  y lo entiende estando mudo y  le permite hablar y le permite alabar a Dios por todo lo que ha hecho Juan El Bautista tenía la gran misión de anunciar ahí está ese es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo ese es el Salvador.

Hermanos eso nos toca a nosotros señalemos cuando tengamos  el nacimiento frente a nosotros  y digamos a los niños,  no solamente él es el Salvador,  nosotros señalemos cuando tengamos el nacimiento enfrente y digámosles él es el Salvador no solamente es el Niño divino, como niño Dios viene a redimirnos, viene a salvarnos y viene a dejarnos todo un camino en nuestra vida como seguidores de él y de su palabra y en esta vida cristiana el Señor quiere que nosotros seamos felices como creyentes como hijo suyo y que caminamos con la seguridad que solamente Dios nos puede dar.

 Por eso,  Cristo,  nos da los sacramentos, sin duda como lo hemos pedido en la oración inicial por estos jóvenes que van a contraer matrimonio, le pedimos les conceda la luz y la gracia y que los mantenga unidos toda la vida, Dónde está un matrimonio y esta Dios, donde están los cimientos de una familia está el Salvador aquí hay muchas familias y no duden ustedes que es posible en su realidad vivir unidos seguramente encontrarán parejas ya de avanzada edad,   que son un testimonio de la vida matrimonial, de circunstancias accidentales pero Dios los ha conservado juntos, fíjense  en las parejas que luchan por conservar su familia unida, por conservar la vida matrimonial, por conservar la vida de fidelidad  del  uno al otro y con Dios.

Hoy Dios  también nos regala aquellos elementos necesarios para que ustedes vivan felices y nos  regala los signos divinos y los auxilios divinos Gracias especiales para que ustedes siempre vivan está Comunión con Dios,  no se les olvide rezar,  no se les olvide rezar con sus hijos, no se les olvide venir a la Santa Misa, al  menos los domingos, no olviden la devoción a la Santísima Virgen María. Y que ese camino que es largo, sea el  sí que le da el esposo a su esposa y que también sea el  “Sí” como el que la Santísima Virgen María dio a Dios.

Que  de Dios los bendiga y que esta Navidad el mejor  regalo que Dios les da es este: La bendición de su matrimonio. También le pedimos una Santísima Virgen María que interceda por ustedes, ella  sabe lo que es vivir la vida matrimonial,  ella sabe las necesidades de cada uno de ustedes, a ella nos encomendamos para que interceda por ustedes y los ayude. Decimos todos Amén.

Al término de la celebración eucarística  el  Señor Obispo, hizo entrega de algunos regalos a los niños de esta comunidad y compartió con ellos la celebración de la posada comunitaria.

Etiquetas:

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, Diciembre 2017, Diócesis de Querétaro, Noticias, Nuestras Noticias

Cerrada la admisión de comentarios