HOMILIA, ASAMBLEA DECANAL 2018. Decanato de Santa Ana.

| febrero 12, 2018

 Col. Cimatario, Querétaro, Qro., 9 de Febrero de 2018.

 

 El día 09 de febrero  de 2018, se llevó a cabo la Asamblea Pastoral del Decanato de Santa Ana,  teniendo como sede  la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario del Rayo, ubicada en Luis M. Vega # 76 esq. Sebastián de Aparicio, Col.  Cimatario, Qro., las parroquias que lo conforman son:

Parroquia de Santa Ana,  Cristo Rey,  Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, Divino Redentor, Nuestra Señora del Rosario del Rayo, Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Señora de Lurdes, Nuestra Señora del Rosario y San Martín Caballero.

En  la cual fue entregada la  Evaluación Pastoral 2017, y la Programación 2018, posteriormente se dieron las Puntualizaciones por parte del  Pbro. Rogelio Olvera Vargas. (Vicario Episcopal de Pastoral) y de igual manera las Puntualizaciones de: Mons. Faustino Armendáriz Jiménez (Obispo de Querétaro).

Y se Terminó son la celebración de la Santa Misa,  que fue presidida por Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, y concelebrara por algunos de los sacerdotes que conforman este Decanato, el Sr. Obispo al inicio les compartió:

 “Hermanos hoy Dios nos ha bendecido con el este encuentro fraterno que nos ayuda a crecer en la conciencia de que estamos trabajando para Dios y que la obra  de Dios sin duda a lo largo de años algunos,  han estado trabajando en estos caminos y también tengan la seguridad de que Dios es el que ha dado a los frutos.

Hoy le pedimos para que siga acompañando a este Decanato de Santana y que siga fortaleciéndonos en la misión evangelizadora,  que tiene el discípulo misionero de Jesús, y que nos haga crecer en el deseo de caminar siempre en comunión,  pidámosle sus bendiciones dándole gracias a Dios por todos aquellos frutos que se han suscitado en todas las comunidades. En su Homilía les dijo:

“Muy queridos hermanos agradecidos con Dios por los frutos que se han dado en este Decanato en esta Asamblea Decanal,  con mucha esperanza,  pero al mismo tiempo ese deseo de todos de querer continuar en esta barca y estando en la misma barca no podemos estar divididos,  sino que tenemos que estar unidos por eso uno de los elementos para ir construyendo el reino de Dios es precisamente la unidad, la comunión y para lograr la comunión se necesita experimentar a Dios en lo que él nos pide,  a tener los oídos abiertos y la disposición del anuncio del Evangelio.

Hoy en la primera lectura nos habla muy claro de la falta de fidelidad  de Salomón, ¿y qué es lo que produce? – división, ayer escuchábamos las causas de esta división que Salomón,  provoco en su reino,  cuando no se escuchamos la voz de Dios no se construye el reino de Dios,  y veíamos como  las mujeres que él tenía las iba a dejar lo que adoraban a sus propios dioses, y eso no estaba en el pacto de infidelidad que tenía con Dios,  por eso hoy tristemente vemos los frutos de esta infidelidad,  y que es la división,  cuando hay división en una comunidad hay que revisar y revisar con objetividad para saber qué es lo que está provocando esta división,  Salomón se dejó llevar por todo aquello que hizo y lo que provocó fue la división del reino,  de tal manera que el solamente se quedó a cuidar una parte y Samaria ya no le perteneció.

Aquel hombre que en su momento pudo haber escoger riqueza, fortuna y muchos bienes materiales, pero en ese momento lo que Salomón escogió fue a Dios, hoy nosotros pidámosle solamente un corazón que escuche, es decir un corazón que tenga la capacidad de obedecer a Dios,

Hermano que hoy nuestra prioridad sea obedecer la voluntad de Dios,  no lo que yo pienso como moderador, como sacerdote, como Vicario,  como consagrado,  sino cual es la voluntad de Dios,   por eso hoy le pedimos a Dios que nos dé sabiduría para poder trabajar  en comunión, por eso por eso todos tenemos que estar atentos,  o como aquel sordomudo que estuvo atento delante de Dios y Dios le suelta la lengua  para que pueda hablar y anunciar el Evangelio,  les invito a que visitemos las periferias de nuestras comunidades, que vayan a conocer a todos aquellos que no vienen a la parroquia allá en dónde están ellos,  me gustó mucho algunas de las iniciativas que alguno de ustedes nos ha dado que para crear una pequeña comunidad no es necesario realizar todos los  proceso,  pero si podemos iniciar con el rezo del rosario en alguna parte,  en alguna casas de tal manera que con cinco o seis personas y empezar a evangelizar.

Hay muchos caminos pero también se necesita atención al paso de Jesús,  por nuestra vida pidámosle, que nos haga ver ese momento de salvación para cada uno de nosotros con oídos abiertos y boca dispuesta para evangelizar,  cada uno de nosotros tiene una responsabilidad y nadie la va a hacer por mí y por ti,  por eso qué esta  Asamblea sea fructífera para todas las parroquias que conforman este decanato, y que la Santísima Virgen María nuestra patrona Diocesana interceda por cada una de las comunidades para que por intercesión suya y auxilio, muchos corazones se ablanden para seguir el mensaje de su hijo Jesucristo. Amen.”

Al terminar la celebración pasaron a un momento de convivencia fraterna para seguir fomentando la espiritualidad de comunión.

 

Etiquetas:

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, FEBRERO 2018, Noticias, Nuestras Noticias

Cerrada la admisión de comentarios