FIESTA PATRONAL Y CONFIRMACIONES, Párr. San Pedro, Tolimán.

| julio 2, 2018

 Calle Juan Aldama, Granjeno, Tolimán, Qro. 29 de junio de 2018

Con motivo de la celebración de la fiesta patronal, en honor a San Pedro Apóstol, día 29 de junio de 2018, la comunidad parroquial de San Pedro, Tolimán; recibió en medio de un colorido ambiente festivo, a Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro.  Dentro de la celebración Eucarística, recibieron el Sacramento de la Confirmación, un nutrido grupo de niños y niñas, quienes acompañados de sus padrinos y sus papás, participaron de esta Santa Misa, el Señor Cura, Pbro. Luis Serrano Ruiz,  presentó a los confirmandos, al Señor Obispo, quien les impuso las manos y los ungió con el Oleo Santo para hacerles partícipes de la gracia del Segundo de los Sacramentos de la Iniciación Cristiana, el Vicario Parroquial, Padre Fernando Piña Hdez., concelebro esta Santa Misa. Cabe destacar, que también, se  festejaron los 486 años,  de la  fundación del Municipio,  bajo el patrocinio de San Pedro Apóstol,  fundado el 29 de junio de 1532.

El Sr. Cura, dijo al presentar a  los confirmandos:  “Estos niños y jóvenes, fueron bautizados con la promesa de que serían educados en la fe y de que un día recibirían por la Confirmación la plenitud del Espíritu Santo.  Ese fue el compromiso que sus papás y padrinos adquirieron en  el bautismo.

 Como responsable de la instrucción catequética tengo la satisfacción de decir a toda la comunidad aquí presente y también a usted Señor Obispo, que estos niños y jóvenes han recibido la catequesis conveniente a su edad. Y  todos dijeron: Demos gracias a Dios”.

Por su parte, Mons. Faustino, expresó en su homilía:

“Muy queridos hermanos todos de esta comunidad de Tolimán, saludó a los hermanos sacerdotes, al Señor Cura,  Pbro. Luis Serrano, que  desde hace un mes, está con ustedes para realizar este ministerio;  con ustedes, para ustedes.  El Padre Fernando Piña Hdez. ,  que como Vicario parroquial, también ha iniciado en esta comunidad su ministerio, con grande esperanza.  Saludó a los niños que hoy van a ser confirmados, a sus papás y a sus padrinos. Gracias por compartir la fe con sus hijos, por eso,   siéntanse satisfechos de traerlos a recibir los sacramentos;  sin dejarlos solos en el futuro, sino siempre tratando de instruirlos, de dialogar,  tratando de buscar la manera de que ellos sigan en formación en la vida parroquial;  porque el camino nunca termina en el crecimiento y en el conocimiento de Dios.

A los padrinos, también los saludó y deseo que realicen una labor de acompañamiento y de responsabilidad con estos niños y jóvenes;  acompañándolos hoy,  se comprometen para acompañarlos a lo largo de toda su vida,  creando con ellos un vínculo espiritual, de tal manera, que, se sientan responsables del futuro cristiano de estos niños, no los podemos nunca dejar solos.

Sin duda, agradezco la gran labor que con generosidad realizan las catequistas y los catequistas;  entre quienes hoy han recibido ya una larga preparación de un año para este Sacramento de la confirmación,  y que continuarán este camino de crecimiento no solamente hasta el Sacramento de la comunión, sino siempre,  como adolescentes, como jóvenes y después como adultos.

La mejor manera de ayudar a los niños que hoy se confirman, no es enviándolos quizás a veces batallando a que se formen, sino con el testimonio de los papás y padrinos.

Un papá y un padrino que está cerca de Dios y colabora con su comunidad,  es un papá y un padrino que puede tener la garantía, de que;  quienes los ven,  en este caso sus ahijados, también quieran colaborar, quieran crecer y también formarse, para colaborar mejor.  Por eso le pedimos a Dios por todos ustedes, por intercesión de San Pedro y San Pablo, en esta gran de responsabilidad.

Y también, en segundo lugar;  nos fijamos en el testimonio de estos grandes santos, que iniciaron en la predicación del Evangelio y que fueron testigos de todo aquello que Jesús hizo, especialmente San Pedro.  Sin duda, cuando escuchamos la primera y la segunda lectura y el Evangelio,  encontramos el testimonio fresco, de cómo sufrió San Pedro, para realizar su misión;  fue encarcelado.

 Sin embargo, cuando Dios se acercaba a San Pedro, se le caían las cadenas;  es decir, era liberado, y  podía realizar la misión.  No es cierto,  que alguien no puede misionar porque no sabe hablar, o porque no tiene tiempo.  Cuando Dios, es el que nos motiva, tenemos tiempo y se nos quitan los miedos.  Así lo hemos cantado en el salmo responsorial  y así, lo creía San Pedro,  y así también lo creía San Pablo,  quien  en la segunda lectura, el mismo nos dice: “el Señor me liberó de todos mis temores”.

Hoy le pedimos a Dios, para que sigan siendo San Pedro y San Pablo, modelos de Vida Cristiana;  especialmente, para los jóvenes, para los niños, para las familias.  Hoy, pedimos su intercesión.  Por qué cuando celebramos la fiesta patronal, aunque se hagan muchos eventos culturales, artísticos,  el principal evento,  es la celebración de la Santa Misa.  Si, ya celebramos la Santa Misa, pueden no ir a ningún otro evento, o pueden ir, pero lo principal es este momento. Por eso, siéntanse bendecidos por Dios, porque le cumplen a Dios;  porque a sus santos patronos,  les corresponden con la alegría de la fiesta;  pero también, y sobre todo,  con la celebración de la Eucaristía.

 El Señor, nos libre también a nosotros de todos los temores y que como San Pedro y San Pablo, también nosotros, tengamos la valentía de hablar de Dios,  en la familia, en las calles; yo espero que  en todas las parroquias, hagan su tarea y más en esta parroquia;  que teniendo como modelos de misión a San Pedro y a San Pablo, realicen la Misión Permanente.  No cada año,  sino,  así como se dice: permanentemente.  Para ir por los niños, para ir por los amigos especiales, para ir por aquellas parejas que no están casadas por la iglesia,  por aquellos adultos que ni siquiera han recibido el Sacramento de la Confirmación y quizás ni el Bautismo;  para evangelizar a tantos y a tantos, que se sumen a las filas de Agentes evangelizadores de esta parroquia de Tolimán.

 Eso es lo que andamos haciendo y seguiremos impulsando en la Diócesis de Querétaro, la evangelización en los cuatro puntos  cardinales de nuestras parroquias; y vaya que esta parroquia tiene muchas comunidades a dónde ir a llevar el evangelio, por medio,  de los jóvenes, por los adultos, por los catequistas, por los agentes, por los miembros de los coros, por los Ministros Extraordinarios de la Comunión, por los monaguillos;  todos tenemos que ser misioneros.

El Señor, nos de esta gracia para hablar de Dios,  María Santísima nos ayude a acercarnos y a amar más, a su hijo Jesucristo.

Al término de la celebración, el Sr. Cura, agradeció a Mons. Faustino, su visita a esta comunidad parroquial, la asamblea brindo un fuerte aplauso al Pastor Diocesano, quien por su parte,  les impartió la bendición Episcopal.

Etiquetas:

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, Diócesis de Querétaro, julio2018, Noticias, Nuestras Noticias, Oficina de Prensa

Cerrada la admisión de comentarios