FIESTA PATRONAL, PARROQUIA LOS SIETE DOLORES DE MARÍA SANTÍSIMA.

| septiembre 17, 2018

El Capulín, Gto., 15 de septiembre de 2018.

El Día 15 de septiembre de 2018, en  la parroquia Los Siete Dolores de María Santísima,  ubicada en la  comunidad de El Capulín, Gto.,  se celebró la Fiesta en honor a María Santísima de los Siete Dolores, presidió la Sagrada Eucaristía, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro, y tambien se hizo la Coronación de Nuestra Madre Santísima La virgen de Los Siete Dolores, Patrona de Villa del Capulín, en su Décimo Aniversario de haber sido coronada por primera vez, el 15 de Septiembre 2008,  y concelebraron el Pbro. Adrián Muñoz Arvizu y algunos otros sacerdotes  de la Diócesis y los  fieles de dicha comunidad parroquial.

En la celebración en su Homilía Mons. les dijo: “Queridos hermanos todos,  los saludo con afecto, hermanos Sacerdotes, queridas hermanas religiosas y a todos ustedes que forman parte de esta comunidad del Capulín, que hoy celebran esta gran fiesta de los Siete Dolores de María, sin duda debemos contemplar a María que está de pie junto a la cruz,  María que acompaña a su hijo en  todo este camino doloroso y que lo que llamamos el Viacrucis,  sin duda desde el momento cuando Jesús fue presentado en el templo,  cualquier mamá puede imaginar el dolor de la virgen y el dolor que experimentaría  si después del bautismo alguien le dijera. “Y a ti una espada atravesara tu corazón”,  refiriéndose como lo hizo el enviado al hijo de María.

Algo que hace sufrir y que es doloroso para una madre, porque el dolor de su hijo siempre hará sufrir a una madre, porque ver sufriendo a sus hijos sin duda lástima al corazón de una madre y así,  lo experimento María;  sin embargo ella sabiendo bien que tenía que seguir de pie, de pie acompañando a su hijo, de pie en la tarea de guiarlo, en los momentos en los cuales su hijo  era amenazado de muerte,  estaba de pie María junto a su hijo cuando él fue acusado por los fariseos, y en muchos momentos y María estaba de pie. 

Hermanos que hoy nosotros también,  así la veneremos de pie,  con la seguridad de que ella está con nosotros en el camino de la vida, como lo estuvo con su hijo Jesús, con la seguridad de que está dispuesta a protegernos, a ayudarnos que nos acompaña y que se deja acompañar por todos nosotros; a lo largo de la historia podemos recordar como las catequistas enseñaban  a los niños de esta comunidad y ofrecían flores normalmente hoy, en esta celebración y aquellos niños valoraban su presencia y venían a encomendarse a la Santísima Virgen María,  diciéndoles que María les amaba con un gran amor y los papás también deben decirle que María les ama y que también es intercesora, porque es una gran responsabilidad de los padres de familia seguir enseñando a sus hijos a amar a María y dejándose acompañar por ella, en la soledad  María, ella que es intercesora para llevarnos a su hijo Jesucristo,  María está de pie.

Pero también hoy en el Evangelio hemos escuchado el eco de las palabras de nuestro Señor Jesús, cuando le dice a Juan: “He ahí a tu madre,   y madre de todos los humanos y seguimos escuchando a Jesús que nos dice “he ahí a tu madre”,  a la madre que sabe lo que es el dolor de aquella mamá, que junto con el padre de familia sufre por el dolor de tener a un hijo con adicción, por un hijo que ha recorrido el camino de los vicios, y  viendo cómo se autodestruye,  he ahí a nuestra madre que sabe del dolor de una madre que ve como a veces la familia se destruye, está dispuesta  ella a acompañarnos y a socorrernos, ella es nuestra madre del Socorro, pero también desde la Cruz, para que nosotros tuviéramos una corresponsabilidad con nuestra madre; porque le dice a “María he ahí a tu hijo  y nos sigue diciendo “eh allí a tu madre”, y cada uno puede preguntarse cómo le ha correspondo  a María, a María qué tantos favores me ha hecho, me ha  dado la alegría y me ha dado la oportunidad de vivir.

Hermanos somos hijos de Dios, somos hijos de María, vale la pena que teniendo en cuenta que nuestra madre es la madre del cielo renunciemos a todo aquello que seguramente nos avergüenza,  a nosotros y por eso nos escondemos a todo aquello que podría avergonzar a nuestros seres queridos, vale la pena que en algún momento puntual de nuestra vida nosotros podamos dar testimonio de, como mi vida a cambio porque creí en Dios porque creí en la Santísima Virgen María.

Hoy al celebrar esta fiesta que el compromiso También sea creciente que crezca ese amor a María, con  los hechos de nuestras vidas, sobre todo difundiendo el amor de la Virgen en nuestros niños, adolescentes y  de nuestros jóvenes; los jóvenes se acercaran a María cuando los papás asuma la responsabilidad de inclusive en el corazón de los niños inculcar el amor a la Santísima Virgen, el amor al Santo Rosario, el amor a las visitas al Santísimo. Que el Señor nos ayude y que María interceda por esta comunidad que especialmente también necesita ser liberada de violencias, de inseguridad, que María interceda para que la presencia del maligno sea desterrada, que María interceda por sus familias, haciendo familias cada vez más unida y serán más unidas entre más recen y se manifieste el amor que le tienen a Dios en nuestra madre. Que así sea”.

Al terminar la Homilía Mons. Faustino Coronó a la Virgen de los Siete Dolores, luego de haber cumplido 10 años de haber sido coronada por primera vez, un 15 de septiembre pero del 2008. y una vez terminada la celebración se procedió a una convivencia fraterna y el Sr. Obispo les dio la bendición a toda la asamblea. Les compartimos el vídeo de la coronación:

Coronación de Nuestra Madre Santísima La virgen de Los Siete Dolores, Patrona de Villa del Capulín. En su Décimo Aniversario de haber sido coronada Por Primera Vez. 15 de Septiembre 2008 – 15 de Septiembre 2018.

Posted by Parroquia Capulin on Saturday, September 15, 2018

Etiquetas:

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, Galería, Noticias, Nuestras Noticias, SEPTIEMBRE 2018

Cerrada la admisión de comentarios