FIESTA EN HONOR SAN ISIDRO Y CONFIRMACIONES.

| mayo 16, 2018

La Lira, Pedro Escobedo, Qro., 15 de Mayo de 2018.

El día 15 de Mayo de 2018, en el Templo de Santa María de Guadalupe, ubicado en Rancho La Lira, Pedro Escobedo, Qro.,  perteneciente a la Parroquia de Santo Niño de Praga, ubicada en Pino # 1 La Venta,  con motivo de la celebración a San Isidro,  126 niños y niñas, recibieron el segundo de los sacramentos, de manos de Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro,  y quien presidio la Santa Eucaristía,  el Sr. Cura Felipe Zárraga Ocampo, fue quien presento a los que recibirán el Sacramento de la Confirmación, después de haber recibido una adecuada catequesis pre-sacramental y concelebró esta Santa Misa el  Pbro. Nazario García Herrera, cabe mencionar que la presencia de los jóvenes se hizo notar al darle ellos la bienvenida al Sr. Obispo, al igual que los distintos grupos que conforman esta comunidad parroquial, a la entrada de la comunidad y Mons. Faustino por su parte motivó a la asamblea diciendo:

Muy queridos niños de la comunidad de esta población de la Lira,  les saludo a todos ustedes catequistas,  a los jóvenes que amablemente han hecho la recepción y nos han acompañado en esta breve procesión,  saludo a todos los grupos que sirven en esta comunidad,  gracias por este gran ejemplo que nos dan,  con sorpresa eh mirado que ya tiene la catequesis vicentina para la atención de los amigos especiales, que a veces están por ahí que nadie los atiende, qué bueno que en esta comunidad de la Lira haya surgido este equipo de hombres y mujeres valientes y generosos que instituimos  hace muchos años  en esta Diócesis de Querétaro y que poco a poco van haciendo presencia en las diferentes Parroquias, los exhorto que sigan realizando esta hermosa tarea,  pero también que difundan a otras comunidades donde también hay amigos especiales que pueden aprender,  que son inteligentes y que depende de los papás y también de estos catequistas que ellos conozcan a Jesucristo no los dejemos solos. Saludo también a los de Pastoral Social de Cáritas,  que también nos ha recibido a los catecúmenos qué tanto bien siguen haciendo en el corazón de las personas y también de la familia,  saludo a todos los grupos de esta comunidad que sin duda son varios y a quién saludo con gran afecto.

Hoy celebramos a San Isidro Labrador y vemos en su imagen la presencia de alguien que es sencillo,  de una persona que en su humildad supo transmitir el Evangelio de Jesús; quizá no con muchas palabras como quizás se nos dificulta a mucho,  sino sobre todo con su ejemplo de vida,  cuánto bien hace una persona cuando da ejemplo a los demás,  cuánto bien hace alguien que incluso sin decir muchas palabras con su sencillez nos alienta con su amor a Dios,  con su perseverancia en los sacramentos y con su vida limpia;  creo que es un Evangelio abierto como lo fue San Isidro Labrador,  que junto con su familia ellos dieron testimonio y así fue como realizaron sus tareas como misioneros en medio de la comunidad,  un santo sencillo que hoy es patrono de los labradores y también de la gran ciudad de Madrid en España,  pero un hombre sencillo que precisamente se destaca por eso por su amor a Dios,  en la vida ordinaria y esto nos comprueba que para ser tanto no se necesita ser gente importante como nosotros catalogamos, no se necesita estar en un determinado nivel de la sociedad o de la iglesia,  este hombre dedicado a las labores de todos los días supo trasmitir el amor de Dios,  el mensaje de Jesús viviendo el Evangelio.

Cada uno de nosotros sin duda como bautizado tendría que tener este objetivo en la vida, porque somos peregrinos y San Isidro lo entendió muy bien,  estamos de paso hoy en la primera lectura encontramos el testimonio de un gran santo San Pablo,  que al final de su vida en medio de las cadenas porque era prisionero por predicar a Cristo,  en medio de sus sufrimientos,  él decía yo voy a otra ciudad y ¡no sé qué pasará!, lo único que sí sé es,  que por predicar a Jesús me esperan persecuciones y tribulaciones y la meta de un peregrino cristiano que cree en Jesús, es el cielo y eso es lo que le importó a San Pablo y Jesús nos describe cómo es la vida eterna,  como es el cielo;   la vida eterna es conocer al Padre,  conocer a su hijo,  pero eso lo podemos experimentar desde hoy y a eso nos animan la Palabra de Dios.

Por eso a todos aquellos que han entrado en un camino de conversión y en un deseo de conocer a Cristo,  a los miembros de esta comunidad que quizás a veces tengamos los ojos cegados porque nosotros practicamos una religión a veces somos católicos a medias,  necesitamos abrir los ojos o dejar que Dios nos abra los ojos,  para poder creer,  no solamente entender, sino creerle a Jesús que como  San Pablo dice,  lo que nos interesa, es llegar a Cristo,  estar con él.

Pidámosle al Señor,  también que estos niños y jóvenes que hoy reciben el Espíritu Santo,  tomen como ejemplo a su santo patrono San Isidro,  tomemos este ejemplo de vida de San Pablo y le creamos a Dios, que nos dice en la Palabra del Señor,  por eso creámosle al Señor,  creámosle a su Palabra y atrevámonos en nuestra casa a abrir nuestra Biblia,  habituarnos a leer los Evangelios junto con los hijos,  hermanos y hermanas, nadie puede decir que no tiene remedio,  para Dios todos somos sujetos de cambio,  es cosa de que tú quieras,  porque el Señor ya ha derrama su sangre por ti.  Que el Señor nos ayude y que la intercesión de San Isidro y de la Santísima Virgen María,  nos ayude a seguir caminando en esta comunidad de la Lira y en esta gran Parroquia del Santo Niño de Praga decimos todos. Amén”.

Al terminar la celebración Mons. Faustino les dio la bendición, felicito a toda la comunidad por su trabajo pastoral y la asamblea le dio un fuerte aplauso de agradecimiento por su visita.

 

Etiquetas:

Categiría: Abril 2018, Desde las Parroquias, Destacados, Noticias, Nuestras Noticias

Cerrada la admisión de comentarios