FIESTA DE LA SANTA CRUZ, PINTO, QRO.

| mayo 4, 2018

Pinto, Querétaro, Qro., 03 de Mayo de 2018. 

Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro, presidió la Sagrada Eucaristía, con motivo de la Fiesta Patronal en honor  a la Santa Cruz,  en la comunidad de Pinto, perteneciente a la Parroquia del Sagrado Corazón  de Jesús,  ubicada en Puerto de Aguirre, del Decanato de Santa Rosa Jáuregui, el día 03 de Mayo de 2018, los fieles de esa comunidad recibieron con gran alegría la visita de su Pastor Diocesano, a la entrada del pueblo,  encabezados por El Señor Cura, Pbro. José Luis Trejo Olvera, y concelebro la Santa Misa, y el Diacono José Luis López Gutiérrez.  En su homilía  Mons. Faustino, dijo:

“Muy queridos hermanos sin duda Dios los bendice por la fe que profesan,  por la fe que manifiestan porque mirar la Cruz es mirar a Jesús,  que nos salva mirar la cruz es agradecerle a Cristo que subió voluntariamente a ella al morir por nosotros, para padecer por nosotros y por qué la Cruz es ese el plan de Dios para nosotros y los planes de Dios se aceptan con fe y por eso desde el fondo del corazón esta comunidad celebran la Cruz en un día como hoy,  a pesar de que tenemos una gran fiesta en septiembre por la exaltación de la Cruz.

En México seguimos celebrando esta gran fiesta,  esta gran fiesta que nos recuerda como fuimos salvados y por eso estos ríos de peregrinos,  que a lo largo de estos días miramos para acercarse a postrarse y adorar la Santa Cruz,  expresan y expresamos juntos al venir aquí nuestra fe, reconociendo como dice el Evangelio que “tanto amó Dios al mundo que le entregó a su hijo único, para que todo el mundo se salve por él” y esta es nuestra esperanza al recordar la Cruz y al contemplarla,  al adorarla nosotros asumamos aquello que Jesús nos dice como discípulos “el que toma su cruz de cada día y me siga ese es mi discípulo”.

Sin embargo la realidad es que la cruz no nos gusta a muchos,  nadie dice bienvenida esta enfermedad, solamente se puede decir eso cuando asumimos en ella nosotros encontramos la Cruz de Cristo y que padeciendo la Cruz de Cristo nosotros encontramos un camino de salvación, ¿porque Dios permite una enfermedad,  porque Dios permite un sufrimiento? -no para molestar sino como parte de nuestra naturaleza de seres que tenemos que sufrir, de personas pasajeras de peregrinos en esta tierra,  que estamos de paso y parte del proceso para pasar a la eternidad es el camino de la cruz,  no hay otro y esto lo dice Jesús y por eso lo proclamamos y por eso lo creemos,  porque miramos en la Cruz no solamente un padecimiento que nos duele, sino que miramos a la Cruz con un poder sanador.

Como desde el Antiguo Testamento, al mirar aquella serpiente colgada en un madero signo de salvación para el pueblo, en cambio es necedad para aquellos que no creen,  le pedimos al Señor que nos ayude a ser valiente y a portar la cruz no como un adorno en nuestro pecho,  si no como signo del reconocimiento del que nos amó hasta el extremo,  pero también como signo de querer seguir a Jesús,  son tiempos incluso de odio contra las fe, cuando a lo largo de los últimos seis años se han asesinado más de 20 sacerdotes y a muchos laicos que como ustedes también profesan una fe y que han fallecido por la inseguridad y la violencia en estos  tiempos,  le pedimos al Señor nos siga haciendo valientes para perseverar en la fe,  a pesar de la resistencia.

Quizá aquí nos sentimos en un espacio de confort,  porque todos estamos aquí amando a Jesús y expresándole nuestro amor, creo que también podemos poner en nuestras casas un signo que se vea que creemos en la Cruz de Cristo,  que creemos en la Cruz Salvadora,  pongamos una Cruz también en lo alto de nuestra casa, diciéndole al mundo que amamos a Jesús,  diciéndole al mundo que creemos en la Salvación de Jesús,  que Jesús nos puede dar la paz,  que Jesús nos puede dar la salud,  que Jesús nos puede ayudar en todas nuestras dificultades; que esta Cruz que tengamos visible en nuestros hogares sea también una expresión del orgullo que sentimos por amar a Cristo,  a nuestra iglesia católica,  sí es un solo signo pero muy significativo que nos une y que no reúne y que nos hace familia.

Le pedimos al Señor en este día de la Santa Cruz por todas nuestras familias,  de manera muy especial por aquellos que veneran la Santa Cruz los trabajadores de la construcción; que el Señor bendiga su familia,  que el Señor les bendiga y les cuiden en las obras que están realizando,  hoy Dios quiera y sigamos caminando por estos senderos donde la Cruz se hace presente,  donde la  dificultar,  la enfermedad y el sufrimiento está presentes,  sabemos que el Señor nos ayuda que la Santísima Virgen María siempre está presente junto a la Cruz porque ella la asumió, porque ella la abrazo al abrazar a su hijo Jesucristo en la Cruz,  cuando nosotros vemos y contemplamos la Cruz a su  lado derecho, ahí está nuestra madre la Santísima Virgen María Nuestra Señora de los Dolores de Soriano, patrona de nuestra Diócesis de Querétaro,  que ella sigue intercediendo por todos los peregrinos que visitan la  Cruz de su hijo y que adoran a su hijo Jesucristo en la Cruz decimos todos Amén”.

El Señor Obispo,  agradeció  el recibimiento que le brindaron y les invito a seguir el ejemplo de María Santísima y a pedirle su intercesión  por toda nuestra Diócesis de Querétaro.

Etiquetas:

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, Mayo 2018, Noticias, Nuestras Noticias

Cerrada la admisión de comentarios