Discurso en la develación de la escultura de Fray Junípero Serra

| septiembre 17, 2015

Curia Diocesana, Centro Histórico, Santiago de Querétaro, Qro., 17 de septiembre de 2015

Año de la Vida Consagrada  – Año de la Pastoral de la Comunicación Social

 

Lic. Juan Carlos Espinosa Larracoechea, Secretario de Gobierno del Estado de Querétaro,

Lic. Laura Corvera Galván, Directora del Instituto Queretano para la Cultura y las Artes,

Mtro. José Antonio MacGregor Campuzano, Director del Instituto Municipal de la Cultura,

Dr. Ramón Abonce Meza, Secretario de Desarrollo Sustentable del Municipio de Querétaro,

Lic. Miguel Ferro Herrera, Director de Asuntos Religiosos del Municipio de Querétaro,

Lic. José Niembro Calzada, Delegado Municipal del Centro Histórico de Querétaro,

Mons. José Martín Lara Becerril, Vicario General de la Diócesis y Director de la Comisión para los festejos de Fray Junípero Serra:

1. Narran los biógrafos y escritores de Fray Junípero Serra que este gran hombre, fue ante todo y sobre todo, un misionero,  un apóstol de Cristo  y de su evangelio. Todos los aspectos de su actividad se encaminaban  a este único fin: extender el reino de Dios en la tierra. Tarea que no se limitaba a la catequesis y la administración de los sacramentos; abarcaba todo lo que entonces iba incluido en la llamada “policía cristiana”, o sea la civilización  cristiana. (cf. Lino Gómez Canedo, Evangelización cultura y promoción social, Editorial Porrúa, 647). Realidad que nos llena de profunda alegría, y nos anima a seguir trabajando por el anuncio del evangelio.

2. En el momento histórico que nos está tocando vivir, necesitamos de testimonios creíbles que nos impulsen a seguir llevando adelante la tarea que Cristo nos ha encomendado.  Es mi deseo que las jóvenes generaciones conozcan la persona de este gran hombre; que los agentes de pastoral  en las parroquias y en las comunidades, se inspiren en su ejemplo para realizar y desempeñar con amor su  servicio en la Iglesia; que cada uno de los consagrados y consagradas de nuestra Diócesis viviendo los consejos evangélicos a ejemplo de Fray Junípero Serra, incluso en la lejanía y en la soledad de su servicio,  renueven su compromiso para seguir siendo signo de esperanza; que los sacerdotes sin escatimar nada sean promotores de una cultura cristiana sólida. Que todos los hombres y mujeres de buena voluntad hoy vean en Fray Junípero Serra un hombre ‘enamorado del evangelio’ que fue capaz de darlo todo por el anuncio del evangelio.   

3. Estando próxima la canonización de este gran discípulo misionero y, como parte del  reconocimiento que como Diócesis queremos hacer, hemos querido fundir y levantar esta estatua de Fray Junípero Serra, manufacturada por el Escultor William Nezme, como un signo visible de la Santidad en la Iglesia, cercana a cada uno de nosotros.

4. Agradezco públicamente a las autoridades civiles y municipales, quienes bajo la venia y beneplácito del al Ing. Luis Cevallos Pérez, han puesto todo su empeño por impulsar, promover y subsidiar estas iniciativas que enriquecen y  cualifican a los queretanos. Gracias al Lic. Roberto Loyola Vera, con quien iniciamos este proyecto. Sin duda que los queretanos y todos aquellos viandantes que al pasar por aquí, al ver esta hermosa escultura, se sentirán interpelados nos sólo por su belleza, sino sobre todo por lo que representa en nuestra historia cultural y religiosa.

Muchas gracias.  

† Faustino Armendáriz Jiménez

Obispo de Querétaro

 

Categiría: Alocuciones, Documentos

Cerrada la admisión de comentarios