DESDE LA CEM: ESPIRITU DE SALIDA

| octubre 7, 2016

autor_2_1368829194

El Papa Francisco repetidas veces nos ha invitado al “espíritu de salida”. Esto no significa dejar sin más las propias obligaciones y dedicarnos a callejear, a la ventura. Es más bien saber salir de nuestra comodidad, de la instalación rígida que hayamos hecho de nuestra vida e ir a los demás, especialmente en relación a quienes se sienten solos, frágiles, están abandonados.

El espíritu de salida armoniza totalmente con el espíritu misionero: vivir la fe de modo que irradie bondad y misericordia sobre todo en quienes están necesitados de ella.

El mes de octubre –mes de las misiones- es muy propicio para ejercitar este espíritu de salida. Ya hemos arrancado el mes con las fiestas de Sta. Teresita del Niño Jesús y de San Francisco de Asís; viene la Fiesta de Ntra. Señora del Rosario para el 7 de octubre. Vendrá el Domingo Mundial de las Misiones, el 23 de octubre; quien pueda hacerlo, participe en el Congreso Nacional Misionero, con el lema “Testigos alegres del Evangelio – Anunciando la misericordia del Padre”, que tendrá lugar en Tuxtla Gutiérrez del 27 al 30 de octubre.

Espíritu de salida, espíritu misionero y Año de la Misericordia se entretejen para que vayamos con nuestros talentos, creatividad, sabiduría y experiencia, siendo generosos, tiernos y compasivos. Efectivamente ejercitar la misericordia significa ya haber recibido mucho y estar dispuestos a dar mucho, en lo material y espiritual.

Salgamos de nosotros mismos, salgamos hacia los demás. Hagámoslo con verdad y caridad; con valentía y misericordia; sin esperar logros inmediatos y deslumbrantes; nos corresponde ser diligentes, con paciencia y esperanza. Como decía el P. Ignacio Larrañaga, “de nosotros depende el esfuerzo, de Dios el resultado”. Pero ciertamente el anhelo de Dios, nos lo ha dicho Cristo Jesús, es que “demos fruto y en abundancia”.

Categiría: Avisos, Desde la CEM, Exhortaciones, Octubre 2016, Reflexiones, Subsidios

Cerrada la admisión de comentarios