DESDE LA CEM: El perdón tiene un papel central en la Cuaresma

| marzo 4, 2017

Domingo 5 de Marzo de 2017

 

 

Queridos amigos y lectores de Comunidad Cristiana:

Les saludo a todos con mucho cariño en Cristo, Jesús: “La gracia y la paz esté con todos ustedes”. En este Primer Domingo de Cuaresma, Jesús nos invita a mantenernos firmes ante la tentación para no caer en ella. Hoy es oportuno  recordar las palabras de los grandes Santos: “No nos hagamos los valientes, huyamos de la tentación”. Tengamos cuidado de no caer en el ansia desmedida del tener, del placer y del poder.

Cuaresma: tiempo de gracia y de conversión

Hemos iniciado el Tiempo Litúrgico de la Cuaresma, tiempo de Gracia y de Conversión que nos invita a experimentar a Dios y a recibir su misericordia, para ser Misericordiosos como el Padre y a confiar en la Misericordia de Dios sobre nosotros. El signo de la Ceniza que ha marcado nuestra frente, es una señal de que estamos dispuestos a iniciar este camino que nos conducirá a la Pascua del Señor. Es una invitación a que abramos nuestro corazón al Espíritu y nos dejemos conducir por Él en el desierto de nuestra vida.

Durante la Cuaresma, el perdón ocupa un lugar central en el proceso de conversión y de preparación hacia la Pascua. El perdón es la disposición interior a abandonar el resentimiento, el juicio negativo y el comportamiento indiferente hacia el ofensor.

En este tiempo de Cuaresma, invito a todos a perdonar desde lo profundo del corazón y a ofrecer Perdón a quienes nos han ofendido o lastimado, para transformar nuestra vida y la de los demás, para liberarnos del resentimiento y prepararnos a celebrar la Misericordia de Dios en las fiestas de Pascua.

Construyamos la paz acompañando a las víctimas

Construir la paz requiere ir con sabiduría hasta las causas profundas que provocan la violencia y que están en el fondo de tanta maldad. Hombres y mujeres mueren a manos de hermanos que no se reconocen como tales; olvidamos que fuimos creados por Dios como seres hechos para el encuentro, para la fraternidad y para entregarnos, mutuamente, en actitud solidaria.

Estamos ciertos de que se puede evitar un daño mayor en las personas y en las familias con el debido acompañamiento integral, según se pueda disponer de herramientas y de acuerdo a sus necesidades. Preparémonos para ofrecer recursos espirituales y pastorales de tal manera que estas personas y familias, víctimas de la violencia, en situación de mucho dolor, puedan recibir el acompañamiento que requieren.

Invito a todos para que nos capacitemos para escuchar, generando una relación de confianza y de apoyo moral y espiritual, de manera que podamos reducir al máximo los efectos de la violencia en las personas, en las familias y en las comunidades, y así, construyamos juntos la paz. Que durante este tiempo de Cuaresma, acompañemos a las Víctimas de la Violencia con nuestra oración, consuelo y aliento, y los animemos con nuestra solidaridad para que tengan fortaleza y esperanza.

Con mi oración, cariño y bendición.

En Cristo, nuestra Paz

 

+ Carlos Garfias Merlos

Arzobispo de Morelia

Categiría: Desde la CEM, Exhortaciones, MARZO 2017, Reflexiones, Subsidios

Cerrada la admisión de comentarios