CONFIRMACIONES, TEMPLO EXPIATORIO DEL SAGRADO CORAZÓN,  Jardines de Querétaro.

| julio 3, 2017

Magnolias, #32, Col. Jardines de Querétaro, Qro.  1 de Julio de 2017.

La Confirmación es uno de los tres Sacramentos de Iniciación Cristiana  y Mons.  Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro,  presidió la  Solemne celebración Eucarística,  el día, 1 de Julio de 2017,  en el Templo Expiatorio del Sagrado  Corazón, perteneciente  a la Parroquia de  San Isidro, del Decanato de Santiago,  ubicado en Magnolias, #32, Col. Jardines de Querétaro, Qro, en la cual, confirmó en la fe a un grupo de  29 niños  y niñas, quienes después de haber recibido la catequesis  pre sacramental, correspondiente fueron presentados al Sr. Obispo, por el  Rector del Templo Expiatorio, Pbro. Prisciliano  Hernández Chávez CORC., quien, con el Sr. Cura, Pbro. Martín Becerra,  concelebraron esta Eucaristía, en la cual,   se les   hizo partícipes  a estos niños de la gracia sacramental,  y el  Espíritu Santo, que ya habita en el corazón de los bautizados, se les infundió con mayor plenitud a los confirmandos,  a fin de hacerles madurar y crecer como cristianos.  Al inicio de la celebración,   Mons. Faustino, dijo:

Hermanos nos preparamos, para esta celebración en la que invocaremos la presencia del espíritu Santo, sobre quienes van a ser confirmados, lo hacemos abriendo nuestro corazón a Dios, reconociendo que necesitamos de su misericordia y de su perdón”. En la homilía,  el Sr. Obispo, expresó:

“Saludo a esta comunidad,  el Pbro. Prisciliano, al Sr. Cura,  Martín Becerra, el Párroco de   esta comunidad de San Isidro,   que ha presentado a estos niños y niñas que han recorrido este camino de formación y que de manera responsable , el padre Prisciliano a encabezado, con la ayuda de las catequistas para llegar a este momento, como parte de un proceso de formación , para el Sacramento de la confirmación , donde invocaremos la presencia del Espíritu Santo, donde, – como dice la oración-  estos niños serán cristianos mas perfectos, y donde recibirán los auxilios divinos que necesitan en este momento de sus vidas para dar un respuesta a Dios y continuar con un  camino itinerante de formación que no termina con la confirmación , que continua siempre, con la comunidad , pero sobre todo que continua en la iglesia doméstica, en la familia,  donde los papás, donde la familia, con la palabra y con el testimonio van ayudando a que este don de Dios que han recibido se fortalezca y sobre todo;  se use, se note; El Espíritu Santo, quiere darnos la fuerza y la luz, y que cada uno de los sacramentos del Señor, se derrame en auxilios divinos y nos marque como cristianos.

Por eso, les invito a valorar el don del Espíritu y a ayudar a estos niños y niñas que le hagan caso, que no es un evento más en sus vidas, sino que es una celebración, un misterio, en el cual Dios derrama su amor; cuando Dios  nos regala su amor es para que lo compartamos a los demás.

Hoy en la Palabra de Dios, tenemos  ejemplos que sin duda nos ayuda, en la primera lectura, (2 Re4,8-11.14- 16) Aquel que es  calificado por la misma gente  por su vida como o hombre de Dios, Eliseo,  llega a la casa de visita, pero llega como un huésped enviado por Dios, no como una visita más, y la familia lo reconoce y le prepara un habitación y  dispone lo necesario para que este en ese hogar, como están los demás, con la modestia y carencias que pueda haber, pero que este dignamente atendido.

Y aquel hombre de Dios, mirando la pobreza de aquella gente y sobre todo mirando la fe, porque veían en él,  al  profeta, al que hablaba de Dios, al que hacia cosas de Dios, y le pregunta su siervo ¿Qué podemos hacer por esta gente? Y este profeta no es otra cosa  más que la presencia preocupada de Dios por una humanidad que siempre tiene vacíos, que siempre tiene angustia, que siempre tiene necesidades.

Eliseo se da cuente y le da en el nombre de Dios lo que aquella familia más necesita; -no pueden tener hijos- el de avanzadas edad y ella  no había podido darle hijos, y este es el regalo,  el regalo que Eliseo, el Hombre de Dios, invoca para esta familia en pro  de la vida, de la alegría, de aquellos que en ese momento le ayudaron.

Este es Dios  que quiere darse, y quiere darse a través de ti, a través de mí, a través de nosotros, cuando alguien cruza los brazos y dice: ¡a mí no me  corresponde! Traiciona su identidad de hijo de Dios, porque Dios te ama tanto, como para que tú te reserves lo que dios te ha dado.

Por eso el Espíritu Santo, tiene que notarse en aquel que lo recibió; por eso la presencia de Dios es notable en el Eliseo y podía compartir a Dios. Porque solamente Dios puede hace que de un ser estéril, de un anciano, surja el fruto, la vida, el hijo; Solamente Dios puede hace los prodigios y milagros que necesita hoy la humanidad, en tu vida. Seguramente necesitas su ayuda en esa realidad que en este momento vives, – y no hablo de  recursos-  Hablo de situaciones existenciales, personales,  que solamente Dios con sus prodigios puede realizar.

Hoy hermanos, la invitación esa que nosotros también extendamos la mano y lo hagamos en el nombre de Dios, el evangelio nos invita a dar vasos de agua, y dar vaso de agua de manera figurada es esto, tender la amo o aquel que tiene sed, dar vasos de agua  significa hacer en nuestra vida realidad las obras de misericordia en cualquier circunstancia del otro.

Que para cada uno de nosotros, que en  los momentos que podamos dar,  sepamos combinar  caridad y sencillez al  compartirlas, hoy nos lo recuerda  y al invocar la presencia del Espíritu Santo, se derramar sobe sus hijos, sobre sus ahijados, sobre estos niños y niñas , como ya lo ha hecho con ustedes, y como a derramado seguramente tantas bendiciones .

Que esta celebración, nos recuerde que Dios está con nosotros, ´pero Dios quiere estar en muchos más hermanos, a través de nosotros,

Que María,  nuestra madre sea para nosotros  quien interceda y nos sensibilice, de la necesidad que tenemos del auxilio  de su hijo Jesucristo, en nuestros corazones. Que,  Así Sea”

Al termino dela celebración, se les hizo entrega a los confirmandos del Catecismo de la Iglesia Católica, el  Pbro. Rector, agradeció, a Mons. Faustino, su presencia en el Templo Expiatorio, e invitó a todos a brindarle un fuerte aplauso.

Etiquetas:

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, Julio 2017, Noticias, Nuestras Noticias, Publicaciones, Uncategorized

Cerrada la admisión de comentarios