CONFIRMACIONES PARR.  NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA,  COL. CANDILES.

| diciembre 5, 2017

Alejandría No. 2, Col. Residencial Misión de Santa Sofía, Corregidora, Qro. 3 de diciembre de 2017.

 

La tarde del día 3 de Diciembre de 2017, la comunidad parroquial de Nuestra Señora de la Esperanza, ubicada en Alejandría No. 2, Col. Residencial Misión de Santa Sofía, Corregidora, Qro., recibió a visita de Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro,  quien presidio la Sagrada Eucaristía, dentro de la cual  recibieron el sacramento de la Confirmación un nutrido grupo de hermanos nuestros, quienes después de haber recibido la catequesis pre sacramental correspondiente y de ser presentados por el Señor Cura, Pbro. Víctor Manuel Avendaño Jiménez,  recibieron de manos del Sr. Obispo, la gracia Sacramental. En su homilía Mons. Faustino, Expresó:

Muy queridos jóvenes niños hermanos todos que hoy celebramos la gran fiesta de esta comunidad de Nuestra Señora de la Esperanza, es un buen día para resaltar a la Santísima Virgen María que a lo largo de estos días nos acompañará en este tiempo de adviento, precisamente nos acompaña fortaleciendo nuestra esperanza y la de esta comunidad que cada vez con su misma Esperanza como un don de Dios, una esperanza que nos ayuda a llevar nuestra vida cristiana por donde Dios quiere que vaya, aún en medio de las dificultades y desafíos propios de cada persona, de cada familia, de cada comunidad, sin duda con su mirada maternal y la presencia de su hijo en sus brazos nos da la seguridad de que camina con nosotros y es precisamente ese tiempo de adviento de 4 semanas este simbolismo de Las cuatro velas que se van encendido en cada una de las semanas, con la esperanza se enciende y cada una de estas de tal manera que podamos con tener la luz plena cuando Cristo nuestra esperanza se ha celebrado el día de la Navidad y el que se manifieste se revela y significa todo para nosotros.

 Los evangelios y la Palabra de Dios en estos días nos Irán ayudando cómo lo hace hoy el Evangelio de San Marcos, en el cual Jesús nos dice que estemos atentos que estemos vigilantes, estar atentos esa luz, la luz de Cristo,  enciende su vida,  lo que tiene que servir y servir significa: optar de tal manera que haga el bien y no el mal.

 Por eso esta semana es  espera de Esperanza, ciertamente nuestra vida cristiana tenemos que alimentarla con la palabra de Dios, alimentarla en los sacramentos, por eso fue porque tenemos en Nuestra Santísima Madre del cielo nuestra comunidad de Nuestra Señora de la Esperanza,  Y vamos atentos, pues en este tiempo de adviento preparando una celebración en la comunidad, quizá tenemos muchos distractores a lo largo de ese tiempo que no los dejan ver con Claridad cuál es el objetivo y cuál es el la meta de este gran final de tiempo de Adviento y ni siquiera poder ver con claridad para qué sirve ese tiempo de adviento.

 Por eso la invitación de  la Palabra de Dios es a no distraernos con esos detractores que a veces resultan superficiales, de la luces de colores, de las celebraciones de posadas, de las fiestas, etc. en este tiempo hagamos la lucha por llegar al cielo y que esa mirada al cielo fortalezca nuestra vida para poder llenar de otra forma nuestra realidad, de tal manera que sea que tengamos a Dios en obras de amor por los demás, Dios viene cuando nos encontramos a alguien que nos ayuda a seguir adelante, Dios viene leemos un trozo de esta Palabra que genera en nosotros Esperanza, Dios viene cuando nos animamos también nosotros solidariamente hacer el bien, Dios viene de manera permanente.

 Por eso, mantengamos los ojos abiertos, estemos vigilantes y seamos sensibles a la venida de Dios, pero también seamos sensibles a esta presencia del maligno que a veces nos hace mantenernos en pecado un mes, dos meses, tres meses, tanto tiempo lejos de Dios.

 En definitiva decir que el tiempo de adviento es un tiempo qué nos ayuda a mirar con objetividad, con claridad, con sinceridad si Dios está en nuestra vida;  hermanos que ese tiempo sea un tiempo también de Reconciliación con Dios, ojalá través de Sacramento de la Confirmación podamos agradecer a Dios son sus beneficios y bendiciones que él nos da especialmente en esa libertad, en esa casa de Dios que nos regala sintiendo la paz de Dios en el corazón de nuestro Eucaristía Y en este inicio del Adviento invocamos también la presencia del Espíritu Santo con sus siete dones para estos niños y jóvenes que van a ser confirmados, oremos por ellos para que también con la fuerza y la luz del Espíritu la conserven a lo largo de toda su vida,  Este Dios – Qué dice San Pablo en la segunda lectura-  que es fiel a cada uno de nosotros.

 Que en esta celebración también sea para que Nuestra Señora, María madre de la Esperanza también fortalezca nuestra fe y nuestra esperanza en la vida cristiana de todos los días”.

Al término de la celebración agradecieron a Mons. Faustino su presencia en medio de esta comunidad parroquial y todos le brindaron un fuerte aplauso.

Etiquetas:

Categiría: Desde las Parroquias, Destacados, Diciembre 2017, Noticias, Nuestras Noticias

Cerrada la admisión de comentarios