Circular Nº 5,   Asunto: Colecta Anual de Cáritas Diocesana 2018.

| febrero 17, 2018

Prot. Nº 15/2018

Circular Nº 5/2108

 

Asunto: Colecta Anual de Cáritas Diocesana 2018.

A los hermanos presbíteros y diáconos,
a los miembros de la vida consagrada,
a todos los fieles de la Diócesis de Querétaro,
a los hombres y mujeres de buena voluntad:

 

Hace algunos días hemos empezado junto con toda la Iglesia el santo tiempo de la Cuaresma, tiempo que nos invita a ‘entrenarnos’ espiritualmente, también mediante la práctica de la limosna, para crecer en la caridad y reconocer en los pobres a Cristo mismo.  Al respecto el Santo Padre el Papa Francisco nos enseña:

«El ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío. Cuánto desearía que la limosna se convirtiera para todos en un auténtico estilo de vida. Al igual que, como cristianos, me gustaría que siguiésemos el ejemplo de los Apóstoles y viésemos en la posibilidad de compartir nuestros bienes con los demás un testimonio concreto de la comunión que vivimos en la Iglesia. A este propósito hago mía la exhortación de san Pablo, cuando invitaba a los corintios a participar en la colecta para la comunidad de Jerusalén: ‘Les conviene’ (2 Co 8,10). Esto vale especialmente en Cuaresma, un tiempo en el que muchos organismos realizan colectas en favor de iglesias y poblaciones que pasan por dificultades. Y cuánto querría que también en nuestras relaciones cotidianas, ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina Providencia: cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, él, que no se deja ganar por nadie en generosidad?» (Francisco, Mensaje para la cuaresma 2018).

Para vivir en común este deseo del Papa, en nuestra Diócesis, he pedido al P. Víctor Manuel Avendaño Jiménez, que coordine la Colecta Anual de Cáritas Diocesana 2018, bajo el lema: Quien acaricia a los pobres toca la carne de Cristo’, a realizarse del 10 al 24 de marzo del 2018, dicha colecta se destinará para brindar atención a los más necesitados  en cuestiones de ropa, alimento, medicamento y calzado, pero principalmente para proyectos de Promoción Humana, donde las personas sean capaces de mejorar su calidad de vida gracias a su trabajo y esfuerzo, de esta forma los hacemos partícipes de su propio desarrollo.

Le pido a los señores curas y demás sacerdotes encargados de los distintos templos y rectorías, que promuevan esta obra diocesana en sus comunidades. En este año, algunos laicos debidamente acreditados y en coordinación con Caritas diocesana,  acudirán a las parroquias para animar y motivar durante estos días, de tal forma que se tome conciencia de la necesidad de ayudar desde nuestra caridad organizada. A la brevedad, los encargados de coordinar esta colecta, se pondrán en contacto con ustedes para indicarles los detalles y así poder llevar a cabo, de la mejor manera, esta noble iniciativa.

Que nuestra Madre Dolorosa, interceda por cada uno de nosotros para que nuestra limosna en favor de los más pobres y necesitados sea aceptada como una ofrenda agradable a Dios.

En la sede episcopal de Santiago de Querétaro, Qro., a los 15 días del mes de febrero del año del Señor 2018.

 

Fraternalmente en Cristo y María.

 

+ Faustino Armendáriz Jiménez

IX Obispo de Querétaro.

 

Pbro. Dr. Jorge Hernández Nieto

Canciller

Etiquetas:

Categiría: Circulares, Destacados, Diócesis de Querétaro, Documentos, FEBRERO 2018

Cerrada la admisión de comentarios