CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA, CLAUSURA DEL DIPLOMADO CODIPAC 3RA. GENERACIÓN.

| agosto 8, 2017

 Casa de Pastoral Diocesana, Av. Corregidora Nte. 72, Santiago de Querétaro, Qro. 5 de Agosto de 2017.

 

La mañana del sábado 05 de agosto de 2017, en las instalaciones de la Casa de Pastoral Diocesana, se llevó acabo la clausura del Diplomado CODIPAC, en Comunicación 3ra Generación, el Pbro. Gustavo Licón Suarez, Presidente de la Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación, presidió la Sagrada Eucaristía, en la Capilla ubicada en las instalaciones de la Casa de Pastoral, concelebraron los Pbros. Raymundo Frausto Hurtado, Omar Sebastián Ventura López, Pbro. Antonio Mendoza Cazares y el Padre Gabriel Álvarez Hernández.

El Diplomado tuvo una duración de 6 meses, el cual dio inicio en el mes de febrero y concluyó en el mes de julio del presente año. Abarco diversos temas referentes al área de comunicación, por ejemplo: Área Doctrinal, Géneros Periodísticos, La Fotografía, Edición de Video, Diseño Gráfico, y Creación de Pagina Web. Con esta formación los egresados tendrán la Misión Permanente de Comunicar el Evangelio en sus respectivas Parroquias y Diócesis de una manera; clara, concisa, objetiva, misericordiosa y profesional.

En su homilía, el Padre Gustavo, recordó a los alumnos, la gran responsabilidad y necesidad de poner todos estos dones adquiridos al servicio de las demás Pastorales y Dimensiones de sus respectivas Parroquias, y al respecto dijo:

Anunciar a Jesucristo a través de los medios de comunicación social, constituye verdaderamente uno de los retos más formidables con los que se enfrenta hoy en día la Iglesia, que ha tomado conciencia de la gravísima actualidad de la postura de San Pablo “¡Ay de mí si no evangelizo!”. 1 Cor 9,16.

El hombre y la sociedad de este tiempo viven inmersos en una red constante de comunicación de ideas, acontecimientos y de noticias que se intensifican y facilitan cada vez con mayor agilidad y perfección técnicas.

Ante la necesidad de apertura de la persona a la verdad, al bien, a la belleza, al otro, a Dios; responde una realidad que crece a través de unos cauces comunicativos que parecen a veces lejanos e impersonales  y que atentan con la forma de comunicación más hermosa y trascendente que es el encuentro personal con los demás.

Esta sociedad, como se suele decir, mediática e inmersa en el mundo del “ciber espacio” reta fuertemente al hombre de nuestros días, conforme a su libertad y eminente dignidad, a vivir con firmeza bajo una escala de valores humanos, morales y universales; que le permitan vivir en la plena libertad de hijos de Dios.


Por esta razón y época que ahora nos toca vivir, es preciso que adquiramos el compromiso de trabajar desde nuestro espacio de servicio pastoral, para que se oiga, vea y testimonie expresamente a Nuestro Señor Jesucristo y a su Evangelio en todos los medios de comunicación social.

  • Redes Sociales
  • Medios Impresos (Hoja Parroquial, Revistas, Boletines, Periódicos, etc.
  • Radio y T.V.
  • Programas por Internet. Etc.

Pues es una y la principal finalidad del diplomado que promueve la CODIPAC. Sin dejar de mencionar la proporción de elementos que brinda para el cumplimiento de su cometido.

Por tal razón y ante tal compromiso, no debería faltar un día, en el cual en los medios de comunicación social falte  la Palabra de Cristo. La responsabilidad de toda la Iglesia a este respecto, especialmente de sus pastores y fieles laicos, es manifiesta.

En la actualidad existen un sin número de alternativas de comunicación, a nuestro alcance. Por eso hemos de procurar sin desfallecer llevar al mundo de las comunicaciones sociales “la noticia” e “información” actual por excelencia, la más viva de todas las que se puedan transmitir: que Jesucristo ha resucitado y que vive en medio de todas las coyunturas y circunstancias, las más dramáticas y las más gozosas, por las que atraviesa la historia de cada día y la existencia de cada persona.

Por tal motivo quiero recalcar, que es responsabilidad de los comunicadores católicos que trabajan en sus parroquias, en la Diócesis, no perder nunca la finalidad de su misión, que es: “Anunciar a Cristo”. Y, por supuesto, han de concebir y de realizar toda su tarea con la conciencia del “hombre nuevo”, llamado a vivir todos los aspectos de su vida, los personales y sociales, en “gracia y santidad”, o lo que es lo mismo, en conformidad con la Ley de Dios, en su actual y definitiva novedad, la del Evangelio, la del amor de Cristo: la de amar como Cristo nos amó.

A través de los medios de comunicación social pueden hacer mucho bien al prójimo, sobre todo a los más débiles: los niños y adolescentes, a los jóvenes, a los matrimonios y a las familias, la cultura; pero también mucho daño, a veces irreparable, atentando contra la dignidad y fama de las personas, menospreciando las exigencias del bien común y los valores morales que sustentan el alma y la conciencia del pueblo.

Sin embargo, al ser partícipes de esta formación, nuestra conciencia queda clara: Así como Dios padre se comunicó en su hijo Jesucristo con nosotros; Así también nosotros hemos de comunicar a Jesucristo a los otros.

MUCHAS GRACIAS.

  • Profesores
  • CODIPAC
  • FAMILIAS
  • ALUMNOS

 

¡QUE DIOS LES BENDIGA!

 Concluyó alentando a los Alumnos y familiares reunidos diciendo: “Pidamos a Dios que nos dé la voluntad y la fuerza para llevar a cabo tan alta responsabilidad y pidamos también la intercesión de la Virgen María, para que a ejemplo de ella que fue la primera en llevar el mensaje de Jesús, nos guié y ayude a que no desfallezcamos en el trabajo arduo y diario de comunicar el evangelio”.

 Al término de la Santa Misa, el Padre Gustavo, impartió la bendición a todos los ahí presentes, y felicitó a todos los egresados de este Diplomado en Comunicación 2017, quienes agradecidos con los profesores y coordinadores, mostraron sus trabajos realizados a sus familiares y junto con el diploma obtenido, se tomaron la foto del recuerdo.

Etiquetas:

Categiría: Agosto 2017, Desde las Parroquias, Destacados, Diócesis de Querétaro, Noticias, Nuestras Noticias, Pastorales, Vicaria de Pastoral

Cerrada la admisión de comentarios