1er. ANIVERSARIO DE PEQUEÑAS COMUNIDADES, San Antonio de la Cal, Parroquia, San Sebastián, Bernal.

| octubre 10, 2016

Comunidad San Antonio de la Cal, Bernal, Municipio de Cadereyta, Qro. 30 de Septiembre del 2016.

14457248_1440579515956407_8710775853438392021_n

La Comunidad de San Antonio de la Cal, se vistió de fiesta, con motivo de la celebración del 1er Aniv. de las 55 Pequeñas Comunidades, que han surgido como fruto de la Misión Permanente, que se ha realizado en la Parroquia de San Sebastián, Bernal; la Celebración de Acción de Gracias, se llevó a cabo el día 30 de septiembre del 2016, y fue presidida por el Señor Obispo de la Diócesis de Querétaro, Mons. Faustino Armendáris Jiménez, y concelebrada por el Señor Cura de dicha comunidad, el Pbro. Gonzalo Vega, así mismo, participaron los integrantes de las 55 Pequeñas Comunidades, Agentes de Pastoral y, demás feligreses que integran esta parroquia.

El Señor Cura, expreso al dar la bienvenida a Mons. Faustino: “Dios se acerca a nosotros sus hijos por medio de nuestro Pastor, Diocesano “Bendito el que viene en nombre del Señor”. Ante esto, Mons. Faustino, expreso:
“Damos gracias a Dios por todas estas pequeñas comunidades, para que Dios las preserve y las conserve en la fidelidad en torno a la Palabra de Dios. Damos gracias a Dios por todas las familias de esta comunidad, especialmente, de esta parroquia de Bernal, para que el Señor siga bendiciéndolas y, derrame todas aquellas gracias que se necesitan para vivir en paz, para vivir en armonía. Por eso, cada quien pida por su familia y juntos pidamos unos por otros”. Ya en la homilía, Nuestro Pastor diocesano, dijo:

Queridos hermanos de esta comunidad, de San Antonio de la Cal, que hoy tenemos la oportunidad y el privilegio de visitar, y de compartir con ustedes, esta Santa Misa. En este bello panorama geográfico, junto a la Peña de Bernal.
Agradezco la invitación y saludo a los integrantes de las pequeñas comunidades, que el día de hoy, celebran un aniversario, y le pido a Dios, que fortalezca su caminar porque es la única manera de fortalecer a su comunidad y de fortalecer la Comunidad Parroquial. Saludo a los niños que hicieron hoy su Primera Comunión, a todos los Agentes de Pastoral, las catequistas y, a todos los miembros de Comisiones y Dimensiones que trabajan, en esta comunidad, por el bien pastoral de sus hermanos.
Al Sr. Cura el Pbro. Gonzalo Vega, que impulsa, guía y orienta la comunidad parroquial de verdad; El Padre Luis Salinas que colabora, especialmente, impartiendo esa reflexión de la Lectio Divida, que sirve como punto de referencia, para el crecimiento de las pequeñas comunidades. A cada uno de los sacerdotes que nos acompañan, en este momento sin duda ustedes también son bendecidos por su colaboración.
Hoy al celebrar este aniversario, me siento, Pues, ¡impresionado! porque, ¡nunca me habían invitado para celebrar el Aniversario de las Pequeñas Comunidades! -a lo mejor porque no hay- pero ustedes, emocionados y orgullosos por el crecimiento de las Pequeñas Comunidades.
En una comunidad, de un poco más de 2000 habitantes, tiene 55 pequeñas Comunidades y, eso, es un ejemplo, para las demás comunidades, para la Parroquia, y para las demás parroquias, por eso, una felicitación y también mi deseo de estar con ustedes, porque estoy convencido, de que, una comunidad como la de ustedes y, una comunidad parroquial, tiene sentido solamente cuando impulsa las Pequeñas Comunidades, que son el fruto de todo el trabajo Evangelizador y, de todos los agentes de Pastoral, ese es el fruto, lo demás es pastoral de conservación que es muy importante también. Sin embargo, nuestro gran objetivo, es que esta pastoral se convierta cada vez más, en una Pastoral Misionera.
Doy gracias a Dios, porque esta parroquia, de San Sebastián, Bernal, está en esta línea, impulsando las Pequeñas Comunidades y, este es el camino de la Iglesia, por eso, que cada una de las Pequeñas Comunidades, sea fuente de espiritualidad para toda la Parroquia.
Que cada una de las Pequeñas Comunidades, sea, un espacio de reflexión de la Palabra de Dios, para conocerla, profundizarla, vivirla y difundirla.
Porque, una Pequeña Comunidad, es sinónimo de comunidad misionera, por eso el Papa nos ha pedido a los sacerdotes, que “Impulsemos la Comunión Misionera” o sea, la comunión tiene un sentido, y orienta a la misión, por eso, que esta comunión que se genera en las Pequeñas Comunidades y, que trascienda a toda la Comunidad de San Antonio y, que toda la Parroquia sea, una Comunidad Misionera. Es decir siempre listos para la misión, en el nombre de Jesucristo y con la ayuda de la Santísima Virgen María.
Como Santo Patrono, ustedes tienen a un gran conocedor de las Sagradas Escrituras, San Antonio de Padua. Al cual, San Francisco de Asís, le permitió tener grupos de enseñanza de las sagradas Escrituras, por eso, en algunas imágenes lo representan con la Palabra de Dios en la mano, y aquí los tiene en sus brazos, porque la palabra de Dios es, el verbo Encarnado, Cristo Jesús.
Por eso, digámosle a San Antonio, que nos comparta al hijo de Dios, la Palabra de Dios, que nos enseñe la palabra de Dios, que nos enseñe a ser difusores como él lo fue, de la Palabra de Dios, inspirado en San Francisco, que él fue a las calle a misionar diciendo nada –Es decir- Caminando, sin hablar, con su ejemplo y su testimonio.
Esto es un ideal, que quizá ahorita no podemos hacer, lo que podemos hacer es ir y proclamar la Palabra de Dios, de viva voz a tantos hermanos y tantos hogares, donde no se les ha hablado de Dios por parte de la Iglesia católica.
Hoy hermanos, en la celebración de este día pidamos, el fortalecimiento de las Pequeñas Comunidades, que es también, un desafío y una responsabilidad.
Que la Palabra de Dios, esté en el centro de sus comunidades, nunca vayan a una reunión de Pequeñas Comunidades, sin Biblia; porque, el objetivo de reunirse es la de abrir la Biblia, La Palabra de Dios, pero también abrir el corazón, para que los efectos de esa palabra nos transformen y, Dios, a través de su Palabra, pueda hacer el milagro de la conversión, de quien conoce y profundiza esa palabra de Dios.
Porque, sabemos, que la Palabra de Dios, la Biblia, más que un libro es una persona, -alguien- que late, que tiene corazón, que sintoniza con nosotros; por eso, sigan en este camino, orientados por las sabias direcciones del Señor Cura, sabiendo que nuestra meta es el cielo.

Y esa, es la mejor manera de agradecer al Señor, tantos milagros, tantos prodigios, que ha hecho Dios con nosotros, en nuestras familias, o en nuestras personas, tantas bendiciones de Dios. Si Jesús vive en San Antonio de la Cal, si vive en cada una de las pequeñas Comunidades, en cada una de las familias, pero, sobre todo; si vive en nuestros corazones, démosle gracias. Y la mejor manera de agradecer, es con las obras El gran regalo que quiere Dios, es que nos portemos bien, como hijos de Dios.
Por eso, hoy le vamos a pedir al Señor, que siga inspirando a todos los miembros de esta comunidad, de esta Parroquia, a que crezcan las pequeñas comunidades –para mí, esa es la salvación de las comunidades, y la salvación también de nuestras vidas de nuestras personas. Porque en el centro está la Palabra de Dios y de ahí la Eucaristía y la devoción a la Santísima Virgen María y es la fuente de la vida y de hacer el bien a los demás.
Que el Señor, siga bendiciendo a esta comunidad de San Antonio de la Cal, y que nunca dejemos que el demonio se meta entre nosotros. Y no lo dejemos que realmente nosotros, leemos la Palabra de Dios y le hacemos caso al Señor.
Que el Señor nos ayude y la Santísima Virgen María y la intercesión de San Antonio, nos siga bendiciendo” Amen.

Al término de la celebración, el Sr. Cura, agradeció a Mons. Faustino, su presencia y cercanía y le dijo:
Quiero agradecer a Dios nuestro Señor porque nos ha concedido este momento de gracia, agradezco junto con la comunidad a nuestro Señor Obispo, que con mucho entusiasmo y cariño dijo “Voy a San Antonio de la Calun aplauso para él”.

Así mismo, a nombre de las 55 Pequeñas Comunidades, le entregaron un presente por su visita a la comunidad y pidieron a Dios, le Bendiga en esa Misión Permanente y le dijeron “Vuelva pronto, está en su casa”. El sr. Cura agradeció también a los Pbros. Que colaboran en dicha parroquia y dijo:
Agradezco a Padre Salinas, todo su apoyo para ser el Alimento Espiritual de las pequeñas comunidades y al Pbro. Gabriel de los Misioneros Javerianos por todo el apoyo que brindan en esa parroquia“. Así mismo, se dio el agradecimiento a las 7 mayordomías, que hay en la comunidad, por su colaboración para la realización de esta Fiesta Comunitaria. Felicito al Señor Fernando que asistió a México al curso de la Pastoral Indígena. Y concluyo:

“En la comunidad Parroquial, se dieron las pequeñas Comunidades con la ayuda de Dios y la buena voluntad de los integrantes, y el trabajo Pastoral de los Párrocos anteriores”

Etiquetas:

Categiría: Avisos, Destacados, Misión Permanente, Noticias, Nuestras Noticias, Octubre 2016

Cerrada la admisión de comentarios